4 Razones que hacen al matrimonio cristiano una bendición

matrimonio-cristiano
El matrimonio cristiano tiene su caminar fundamentado en Cristo, su amor expresado sin condiciones y una vida de sacrificio por su conyugue. Lo que le hace diferente a un matrimonio secular.

¿Será posible que un matrimonio cristiano sea una bendición de Dios? ¿Es acaso el matrimonio cristiano una simple unidad de hombre o mujer

Hoy vamos a descubrir la respuesta a estas preguntas de la mano de nuestra blogger invitada, Gabi Acuña

Ella sirve en el ministerio de consolidación y discipulado de su iglesia, además, escribe un blog cristiano llamado Mi Camino a la Verdad, en donde ayuda a los nuevos creyentes a dar sus primeros pasos en la fe. 

Sin más que decir, disfruta a continuación de este grandioso artículo de la mano de Gabi 

Hola, soy Gabi. Ya me hicieron la presentación líneas arriba, así que vamos a ir directo al grano. ¿Te parece? No pares de leer. Dios te va hablar.

El matrimonio cristiano es una bendición de Dios, ¿lo crees? ¿O eres de las personas que lo ve como una carga pesada?

Hoy vamos a romper con las creencias que pudieron haberse construido en tu mente sobre el matrimonio cristiano. 

Pues te voy a confirmar a través de la Palabra de Dios que el matrimonio efectivamente es una bendición de Dios. 

Por mucho tiempo satanás se ha encargado de separar relaciones, destruir matrimonios, matar el amor entre las personas y darle un mal concepto al matrimonio. En especial al matrimonio cristiano. 

Seguro que en algún momento escuchaste frases trilladas como: después que nos casamos todo cambió, me fue infiel en el matrimonio porque se aburrió de mí, el hombre casado no puede hacer nada, es un sometido, si te casas se va a terminar todo, etc. 

Frases que en concreto no son una definición correcta de lo que es el matrimonio. 

El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. (Jn. 10:10

A pesar de que en el matrimonio cristiano el ladrón que es satanás se quiera levantar a destruir las familias, las relaciones, el amor con infidelidades, vicios, machismo, maltratos, etc., Jesús nos confirma que Él vino para darnos vida. 

Vida al amor, a las sanas relaciones, a la restauración, al orden en el hogar y en el matrimonio. 

Es por eso que solo cuando las parejas reciben a Jesús como su roca fuerte y como el centro de su matrimonio, que la vida comienza a tener sentido para ellos. 

A continuación voy a compartir contigo 4 razones que confirman que el matrimonio cristiano es una bendición de Dios. 


1. El matrimonio cristiano suple una necesidad

Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él. Jehová Dios formó, pues, de la tierra toda bestia del campo, y toda ave de los cielos, y las trajo a Adán para que viese cómo las había de llamar; y todo lo que Adán llamó a los animales vivientes, ese es su nombre. Y puso Adán nombre a toda bestia y ave de los cielos y a todo ganado del campo; más para Adán no se halló ayuda idónea para él. (Gn. 2:18-20)

Desde el principio de la creación Dios se dio cuenta que el hombre necesitaba una compañera y alguien que lo complementara. 

Sin embargo, a pesar de que la buscó creando todos los animales del mundo, no encontró lo que para Adán sería su ayuda idónea. 

Ahora, si aplicas el ejemplo de Adán en el huerto, podrás darte cuenta que el trabajo, dinero, profesiones o reconocimiento, son ayuda idónea para el hombres o la mujer. 

Esa necesidad de ayuda idónea solo será cubierta por la bendición de una pareja a través del matrimonio. 

2. En el matrimonio cristiano se complementan

Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar. Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre. Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada. (Gn. 2:21-23)

Desde el momento que Dios pensó en crear a la mujer nos damos cuenta que Él estaba de acuerdo con el matrimonio. 

La primera bendición que Dios le dio al hombre fue entregarle a alguien para que le sirviera de complemento, de ayuda, de guía, de consejera y de apoyo, etc. 

Dios no creó a la mujer para que sea competencia del hombre y que el hombre estuviera compitiendo con ella. Dios creó a la mujer para que se complementarán el uno al otro. 

Cuando entiendes este principio básico del matrimonio cristiano, tu relación cambia por completo. 

Porque descubres que la persona con la que te has casado no es solo tu esposa o esposo, sino que se convirtió en tu mas gran apoyo incondicional. 


3. En el matrimonio cristiano gozas del favor de Dios

Encontrar esposa es encontrar lo mejor: es recibir una muestra del favor de Dios. (Pr. 18:22)

Confirmamos que el matrimonio cristiano es una bendición de Dios porque Él mismo nos está diciendo que el que haya esposa haya su favor. 

Y es un gran privilegio gozar del favor de Dios. 

Favor que significa respaldo y que viene fundamentado en un matrimonio santo que honra al Señor. Que encuentra prosperidad en todo lo que hacen, y que su intimidad no es significado de deshonra a la Santidad del Padre. 

4. En el matrimonio cristiano tienes quien te levante

Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo. Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante. (Ec. 4:9-10

El matrimonio cristiano es una bendición de Dios porque se complementa como un equipo en todas las áreas de la vida. 

Tanto el hombre como la mujer sirven de apoyo mutuo, y si alguien está dando muestra de hundirse en el pantano, el otro podrá ser su salvavidas. 

Sin embargo, ambos no deben olvidar que el capitán del equipo es Jesucristo. Así que deben acudir a Él todos los días para poder tener un correcto plan estratégico de la vida diaria. 

Finalmente

El matrimonio cristiano fue creado por Dios y por tal motivo tiene su bendición y su respaldo. Ante los ataques del enemigo, no necesitas desesperar, solo invita a Jesús a ser el centro de tu relación y ninguna tempestad podrán destruirlos. 

Pues mientras hombre y mujer busquen agradar a Dios, esto los acerca el uno al otro. 

Bien dice Eclesiastés 4:12"Uno solo puede ser vencido, pero dos pueden resistir. ¡La cuerda de tres hilos no se rompe fácilmente!" ¿Quién es ese tercer cordón que hace irrompible una relación? Jesús.

Sigue sus pasos y hazle parte de tu vida y de tu matrimonio.

2 Comentarios

  1. Hola Max, de verdad que quedó mejor de lo que esperaba. Doy gracias a Dios por ser nuestra inspiración en todo momento. Te felicito por el contenido de tu blog, que Dios te siga usando. Espero sigan las colaboraciones. Dios te bendiga!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Gabi.
      Un gustazo poder haber compartido un escrito tuyo aquí en mi blog. Mis lectores están siendo bendecidos con este tema. Y claro, también espero más colaboraciones. Por lo pronto, sigo al pendiente de tu blog (https://micaminoalaverdad.com/) para saber que novedades traes.

      Dios te continúe bendiciendo como más sabiduría y creatividad.

      Eliminar

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente