4 Maneras bíblicas para tratar a una mujer

Consejos cristianos sobre noviazgo cristiano
Los matrimonios cristianos tienen mucho de que aprender a través de la palabra de Dios.

Estoy seguro que te ahorrarías mucho dinero en terapias de familia, si es que tomaras seriamente los consejos cristianos que puedes encontrar en la Biblia.

Consejos como el de este artículo, en dónde quiero enseñarte 4 maneras bíblicas para tratar a una mujer.

Son puntos muy prioritarios en cualquier relación, pero pueden hacer la diferencia entre un matrimonio exitoso y uno desdichado.

Así que te animo a continuar leyendo este artículo, que estoy seguro será de bendición para tu vida.

No importa si estás soltero, de novio o ya casado. Leer esta publicación será la mejor inversión de tiempo en tu vida.

¿Estás listo? Empecemos.

1. Con Amor

Maridos, amen a sus mujeres y no sean ásperos con ellas.
(Col. 3:19)

Una de las primeras maneras en las que se debe tratar a una mujer es con amor.

Suena a cliché, pero es así como la ordena la Biblia.

De hecho, es algo que los cristianos debemos recordar todo el tiempo.

Porque en medio de esta cultura tan instantánea, tratar a una mujer con amor, es lo menos importante que existe.

En cambio un hijo de Dios, trata a una mujer con el amor que solo se desprende de su amor por Dios.

¿Qué significa esto?

Que su amor tiene como fundamento el SACRIFICIO, no solo los sentimientos o emociones.

En otras palabras.

Un cristiano ama a una mujer sin esperar nada a cambio, sin buscar beneficios, sin rencores o envidias, etc. (1 Co. 13:4-7)

Porque sabe el verdadero significado del amor.

No el amor que se ve en las películas, en los libros o canciones. Sino el amor que se demostró en una cruz y el sacrificio de Jesucristo.

Es más, para ti como cristiano, el amor no es una opción, sino un mandato.

Jesús lo ordenó diciendo: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Mt. 22:39). Pero antes dijo que debes amar a tu Dios con todo tu corazón (Mt. 22:37).

¿Cómo pues dirás que amas a Dios si en tu corazón hay un amor falso hacia tu esposa (novia)?

Martín Lutero dijo:
Se supone que el cristiano debe amar a su prójimo, y como su esposa es su prójimo más cercano, ella debería ser su amor más profundo.

Ojo con esto.

Como te dije líneas arriba, el verdadero amor se fundamenta en el SACRIFICIO más que en los sentimientos.

Es decir que, amas a una mujer aun por encima de tus necesidades. Y buscas hacerla feliz, aunque eso vaya en contra de tu propia felicidad.

Algunos ejemplos de este amor sacrificado son:
  • Llegar a casa después de un día de trabajo, y ayudar con los quehaceres del hogar.
  • Priorizar a ella y tu familia, antes que tus amigos y diversión.
  • Preocuparte por su salud y bienestar.
  • Hacerle saber que para ti es hermosa, ponga lo que se ponga.
  • Orar por ella en los momentos buenos y también en los malos.
  • Demostrar que no eres un hijo de mami.

Como ves, puede ser que los ejemplos arriba señalados te parezcan poca cosa. Pero son la manera más valiosa de mostrar amor hacia una mujer.

Claro que también es necesario el romance y los detalles, pero esas son pequeñeces al lado del sacrificio que haces por una mujer.

Y tampoco basta con decir que aportas dinero a la casa o que te sacrificas trabajando. Esa es la responsabilidad de todo hombre.

Por último.

Amar a tu esposa es como amar a tu mismo cuerpo. ¿Acaso te harías daño a ti mismo? Pues así de grandioso debe ser el amor que le brindes a tu esposa. (Ef. 5:28)


2. Con Respeto

Ustedes, maridos, igualmente, convivan de manera comprensiva con sus mujeres, como con un vaso más frágil, puesto que es mujer, dándole honor por ser heredera como ustedes de la gracia de la vida, para que sus oraciones no sean estorbadas.
(1 Pedro 3:7)

Otra manera de tratar a una mujer según la Biblia es con respeto.

Y el respeto es una de las carencias más frecuentes en las parejas del siglo 21.

Pero con carencias de respeto no sólo me refiero al maltrato físico o psicológico que pueda existir.

Sino también a la falta de respeto hacia los valores, los proyectos de vida, y las decisiones que pueda tomar cada individuo en la pareja.

Esto, creas o no, es un factor común también dentro de las parejas cristianas (casados y solteros).

Que en muchas ocasiones provoca conflictos dentro de la relación, y que por alguna razón no somos capaces de detectar el problema.

Sin embargo, la Biblia a través de 1 Pedro 3:7, te enseña cómo es que debes tratar con respeto a una mujer.

Respeto que podrías traducir de la siguiente manera:

a) Apoyar y animar sus proyectos.

Un hombre muestra respeto cuando hace suyos los proyectos de su esposa.

Es decir, los vuelve su prioridad hasta que ella logre alcanzarlos.

b) Ayudar con los quehaceres del hogar.

Algo como lavar los trastes o doblar la ropa, es una forma muy sencilla de demostrar respeto hacia tu esposa.

Eso es muestra de que aprecias todo el esfuerzo que ella hace en casa.

c) Trabajar duro y esforzarse por su familia.

Un hombre perezoso jamás será alguien que respete a su esposa, ni a su familia.

d) Escuchar todo lo que tenga que decir.

No hay más grande gozo en una mujer que ser escuchada.

Pero no por compromiso, sino para poder desnudar su alma.

e) Tener ojos solamente para ella.

Cuando no la estás comparando con ninguna otra mujer, es ahí cuando muestras respeto a tu esposa.

Cómo ves, son cosas muy sencillas pero que muestran un alto respeto hacia la mujer que tienes al lado.

¿Nada del otro mundo, verdad?

Ahora, esto no quiere decir que vas a olvidar el respeto que debes darle física y psicológicamente.

Ten cuidado en cómo le hablas, en cómo la tratas, en las burlas que le haces y hasta en los chistes que le cuentas.

Recuerda tratarla siempre como a vaso más frágil y como a heredera del reino de Dios.

3. Con Fidelidad

¿Por qué has de embriagarte, hijo mío, con una extraña, y abrazar el seno de una desconocida?.
(Pr. 5:20)

Seguro también ya te esperabas este punto como manera de tratar a una mujer.

Pero es una manera muy necesaria y urgente.

Ya que en las parejas del siglo 21, rara vez se sabe de una convivencia con fidelidad.

Fidelidad que solo se relaciona con personas tontas y fuera de contexto cultural.

Y que ha contagiado también a las parejas dentro del pueblo de Dios.

Esto ha provocado que muchos matrimonios cristianos vivan con heridas sin sanar.

Y la desconfianza sea una piedra en el zapato difícil de soltar.

Pero, no es necesario que te acuestes con otra mujer para ser infiel a tu esposa.

Dice la Biblia que con tan solo desearla en tus pensamientos, ya has sido infiel.

Sin embargo, existen otras maneras de serle infiel a una mujer, que no necesariamente tienen que ver con sexo.

Por ejemplo:
  • No ser fiel a tu palabra de compromiso.
  • Compartir las cosas íntimas de tu matrimonio con quién no debes.
  • Ocultar la integridad de tu dinero.
  • Tener "amigas" que concentren tu atención en vez de en tu esposa.

Como ves, cada punto antes señalado también es una manera de no tratar con fidelidad a una mujer.

Pues ella no sólo necesita estar segura de que tu cuerpo y tu mente le pertenecen.

Sino que en cada pequeño detalle, tu fidelidad será un compromiso de amor hacia ella.


4. Con Honra

Sus hijos se levantan y la llaman bienaventurada, también su marido, y la alaba diciendo: «Muchas mujeres han obrado con nobleza, pero tú las superas a todas».
(Pr. 31:28-29)

Esta última manera de cómo tratar a una mujer, encierra en sí todos los puntos tratados anteriormente.

Porque no puedes honrar a una mujer sin amor, sin respeto y sin fidelidad.

Ahora, ¿Qué es honrar a una mujer?

Honrar a una mujer significa tenerla en alta estima por sobre todas las cosas.

Es decir, después de Dios, tu esposa debería ser la prioridad de tus prioridades.

¿Y cómo se demuestra esta honra?

Pues aparte de amarla, respetarla y serle fiel, ella debe ser tu prioridad en todo.

Porque hoy en día existen muy buenos pastores, padres, empresarios, músicos y más, pero no muy buenos esposos.

Y se tiene la idea errada, por ejemplo, de que por proveer económicamente en casa, ya estás cumpliendo como esposo.

Pero no es lo suficientemente necesario.

Debes entender que mientras el hombre se siente amado con el sexo, la mujer se siente amada con las palabras, las emociones y actos.

Así que, la honrarás cuando saques cara por ella delante de tus padres, hermanos o amigos.

Cuando la sorprendas con algún pequeño detalle sin ser un día especial, también la estarás honrando.

El momento en que sus necesidades se vuelvan más valiosas que las tuyas, también la estarás honrando.

Y cada momento en que seas atento, tierno, dulce y cariñoso, sin importar el lugar y la situación, también la estarás honrando.

¿Te parece complicado todo esto?

Pues el amor se trabaja constantemente todos los días. ¡No es para cobardes!

Cómo dice D.S. BAILEY:
Los recién casados necesitan saber que un buen matrimonio no es algo que simplemente sucede, es algo por lo que trabajas. Negarte a ti mismo es la puerta de acceso al éxito matrimonial, pero sin la llave que es Dios es imposible abrir esa puerta.

Entonces, solo si estás dispuesto a asumir el verdadero reto de lo que es amar, estarás honrando completamente a una mujer.

Y no pongas excusas diciendo que no sabes por dónde empezar. La misma Biblia te lo dice en 1 Corintios 13:4-8.

En Conclusión

Como podrás ver, cada una de estas maneras de tratar a una mujer según la biblia, se relacionan entre sí.

Porque no puedes decir amar a una mujer sin respeto, sin fidelidad y sin honra.

Tal vez sea un tanto complicado cumplir con estos aspectos, pero si comienzas con un paso a la vez, estoy seguro que lo convertirás en algo cotidiano.

Además, para eso es que debes invertir tiempo en oración. Para que Dios te ayude a convertirte en el hombre que tu esposa necesita.

Y por favor, no estés creyendo que estas cosas son sólo cursilerías que "un gran macho como tú" jamás haría.

Por último, espero que este artículo haya sido de gran bendición para tu vida.

Si tienes alguna opinión al respecto, házmelo saber abajo en los comentarios.

Y no olvides compartir este artículo en todas tus redes sociales.

Deja aquí tu comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente