Sabre Max

max-damian-1
¡Hola!

Mi nombre es Hugo Max Damián Infante pero me conocen solo como Max Damián. Tengo 29 años de edad, congregante a iglesia desde los 7 años e Hijo de Dios desde los 19. Peruano de nacimiento.

Escribo blogs cristianos desde 2013, compartiendo artículos en bitácoras con la intención de bendecir en Dios a muchas personas.

Quedé enamorado por completo de los blogs cristianos y me animé a lanzar mi propio blog con la misión de ser una fuente de temas cristianos que no se hablan en muchas iglesias.

La aventura de ser blogger no solo forma parte de mi vida, también Dios me ha permitido ser locutor de radio por 3 años en donde disfruté llevar el mensaje de Dios a través de micrófonos.

max-damian-2

Atendiendo al llamado ministerial que Dios me hacía desde los 11 años, estudié en el Seminario Teológico Nazareno en donde obtuve las herramientas para empezar a desarrollarme como evangelista, pastor y consejero juvenil.

En estos últimos años con el despegue de las tecnologías aproveché para realizar una certificación en Marketing Digital, Liderazgo Organizacional y Coach.

Adquirir estos conocimientos me ha bendecido de una manera extraordinaria.

Con todo esto, la segunda decisión más importante que he tomado en toda mi vida (la primera a sido elegir a Cristo) fue elegir como esposa a mi Clara Limo, con quien contraje matrimonio con la bendición de Dios el 2019.

max-damian-3

Esa felicidad de ser marido de una maravillosa mujer se complementa con la felicidad que me produce escribir este blog.

Y precisamente este blog me ha traído alegrías como el que me dieron al ser tres veces nominado al premio Águila. Un premio que se brinda a los mejores comunicadores y medios de comunicación cristianos en América Latina.

También la alegría de haber formado parte del grupo de escritores del Colectivo Anormal. Un grupo cristiano de youtubers y bloggers distribuidos en toda América Latina. Y ante todo la más grande alegría de tener lectores maravillosos por quienes puedo decir que soy escritor.

max-damian-4

Finalmente debo agradecer a Dios que en su bendita misericordia he podido trabajar en su obra y desarrollarme a su servicio. Extendiendo así mi trabajo a Él con la creación de una fundación a la que llamamos Todo Corazón con la que nos comprometimos a llevar ayuda a los más necesitados y alimento para sus vidas.

Y agradecerte por visitar este blog en el que tengo el compromiso de escribir artículos con temas que en muchas veces no se hablan en la iglesia y sean bendición para tu vida.

Un gran abrazo,

Max Damián. full-width