17 Promesas de Dios para el matrimonio en crisis

Promesas de Dios para el matrimonio en crisis
Estas promesas de Dios para el matrimonio en crisis son una bendición que quiero compartirte.

Tal vez llegaste aquí por curiosidad o porque en verdad necesitas ayuda.

Sin importar la razón, Dios tiene hoy palabras para salvar tu matrimonio.

Prueba de ello es esta lista de versículos bíblicos para matrimonios en crisis.

Que contienen los más sabios consejos para un matrimonio exitoso.

Y si los comienzas a aplicar desde hoy, tendrás un matrimonio que perdure ante las pruebas y dificultades.

¿Quieres conocer estas promesas de Dios para el matrimonio en crisis?

Pues continúa leyendo este artículo y descubrirás lo que Dios tiene para ti.

Empecemos.

1). 1 Corintios 13:4-7

El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso. No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor. El amor no se deleita en la maldad, sino que se regocija con la verdad. Todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. (NVI)

2). Efesios 4:32

Por el contrario, sean buenos y compasivos los unos con los otros, y perdónense, así como Dios los perdonó a ustedes por medio de Cristo. (TLA)

3). 1 Pedro 4:8

Sobre todo, ámense mucho unos a otros, porque el amor borra los pecados. (TLA)

Consejos para matrimonios en crisis

4). Hebreos 13:4

Todos deben considerar el matrimonio como algo muy valioso. El esposo y la esposa deben ser fieles el uno al otro, porque Dios castigará a los que tengan relaciones sexuales prohibidas y sean infieles en el matrimonio. (TLA)

5). Mateo 19:6

De esta manera, los que se casan ya no viven como dos personas separadas, sino como si fueran una sola. Por tanto, si Dios ha unido a un hombre y a una mujer, nadie debe separarlos. (TLA)

6). Efesios 5:33

En todo caso, el esposo debe amar a su esposa, como si se tratara de sí mismo, y la esposa debe respetar a su esposo. (TLA)

7). Efesios 5:28

El esposo debe amar a su esposa, así como ama a su propio cuerpo. El hombre que ama a su esposa se ama a sí mismo. (TLA)

8). 1 Corintios 7:10-11

A los que están casados, el Señor Jesucristo les da esta orden: No deben separarse. Si una mujer se separa de su esposo, que se quede sin casar, o que busque reconciliarse con su esposo. Pero tampoco el esposo debe abandonar a su esposa. (TLA)

9). Colosenses 3:18-19

Ustedes, las esposas, deben sujetarse a sus esposos, pues es lo que se espera de ustedes como cristianas. Y ustedes los esposos deben amar a sus esposas y no ser groseros ni duros con ellas. (TLA)

10). Colosenses 3:13-14

Sean tolerantes los unos con los otros, y si alguien tiene alguna queja contra otro, perdónense, así como el Señor los ha perdonado a ustedes. Y sobre todo, ámense unos a otros, porque el amor es el mejor lazo de unión. (TLA)

11). 1 Pedro 3:8

En cuanto a ustedes, los esposos, sean comprensivos con sus esposas. Reconozcan que ellas no tienen la fuerza de ustedes, pero que también a ellas Dios les ha prometido la vida eterna. Si ustedes lo hacen así, Dios escuchará sus oraciones. (TLA)


12). Efesios 4:1-3

Yo, que estoy preso por servir al Señor Jesús, les ruego que vivan como deben vivir quienes, como ustedes, han sido llamados a formar parte del pueblo de Dios. Sean humildes, amables y pacientes, y bríndense apoyo, por amor, los unos a los otros. Hagan todo lo posible por vivir en paz, para que no pierdan la unidad que el Espíritu les dio. (TLA)

13). Proverbios 5:18-19

¡Bendita sea tu esposa, la novia de tu juventud! Es como una linda venadita; deja que su amor y sus caricias te hagan siempre feliz. (TLA)

14). Eclesiastés 4:9-11

La verdad, «más valen dos que uno», porque sacan más provecho de lo que hacen. Además, si uno de ellos se tropieza, el otro puede levantarlo. Pero ¡pobre del que cae y no tiene quien lo ayude a levantarse! Y también, si dos se acuestan juntos, entran en calor; pero uno solo se muere de frío. (TLA)

15). Proverbios 24:3-4

Construye tu casa con sabiduría y entendimiento, y llena sus cuartos de conocimiento que es el más bello tesoro. (TLA)

16). Isaías 43:19

Yo voy a hacer algo nuevo, y ya he empezado a hacerlo. Estoy abriendo un camino en el desierto y haré brotar ríos en la tierra seca. (TLA)

17). Romanos 8:28

Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. (RVR1960)

Finalmente

Cada una de estas promesas de Dios para el matrimonio en crisis son palabra viva de Dios.

Ni uno solo de estos versículos bíblicos ha sido alterado con psicología o alguna cosa parecida.

Así que te sugiero que no solamente los leas, sino que también medites en cada uno de ellos.

Y no olvides acompañar con oración la lectura de estos versículos bíblicos para matrimonios en crisis.

Dios desea restaurar tu matrimonio, así que coloca en sus manos esta crisis.

Además, si crees que este artículo puede bendecir a otra vida como la tuya, no dudes en compartirlo en tus redes sociales.

Y cuéntame abajo en los comentarios que tal te ha parecido esta publicación.

Deja aquí tu comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente