3 Cosas que los solteros cristianos deben agradecer a Dios

solteros-cristianos-agradecidos
Pertenecer al grupo de solteros cristianos se ha convertido en un sinónimo de falta de fe. Pues todos creen que si no estás en un noviazgo cristiano, es porque te gustan los del mundo o tienes el llamado don de continencia.

La verdad es que, la soltería, lejos de ser un tiempo en donde buscas una pareja de forma desenfrenada, es la etapa en la que Dios anhela abrirte camino dentro de sus propósitos eternos. 

Además, a no ser que tengas el donde de continencia, es también el anhelo de Dios que tengas un noviazgo cristiano y que este termine llevándote a un matrimonio de bendición. 

Pero antes de estar en un noviazgo cristiano con miras al matrimonio, es necesario que disfrutes tu soltería y se la entregues en manos de Dios. No entres en desesperación creyendo que el tiempo se te acaba y se te irá el tren. 

Por otro lado, debes saber algo contracultural: “Tú no ‘necesitas’ pareja”. Porque estar soltero no es lo mismo que estar solo. Tú podrías tener un novio o novia e incluso estar casado o casada, pero aun así seguirías estando sola o solo. 

Piensa en esto: Cristo nunca se casó. ¿Acaso le hizo falta algo? Él no fue menos hombre por no haber estado en un noviazgo cristiano o matrimonio. 

Del mismo modo, tú tampoco eres menos si nunca has estado en una relación de este tipo, ya sea que tengas 20 o 70 años. 

Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. (Mt. 6:33

No obstante, entiendo por completo que el noviazgo cristiano te da una “motivación” increíble a todo lo que realizas. Ya sea orando, leyendo la Biblia, asistiendo a los cultos, apoyando a algún ministerio, etc. 

En otras palabras, encuentras un sentido de impulso hacia Dios que es provocado por la persona a la que amas. 

Es decir, tu vida cristiana comienza a andar por emociones y no por convicción. Y cuando tu noviazgo cristiano termina, reniegas de Dios y hasta terminas alejándote de la iglesia. 

Con todo esto, quiero mostrarte que estar soltero no es malo, ni mucho menos que te casarás en las bodas del cordero. 

Anhelo que con este artículo aprendas que Dios te ha dado la etapa de la soltería para que la inviertas en Él, y seas un instrumento a su servicio sin motivaciones emocionales o pretextos. 

En pocas palabras, debes vivir agradecido por ser parte de los solteros cristianos y no renegar por el hecho de que aún no has recibido ni las semillas de tu media naranja. 

A continuación, voy a exponerte 3 cosas que los solteros cristianos deben agradecer a Dios. Así que te sugiero que no te pierdas ningún reglón de este artículo, que estoy seguro será de bendición para tu vida y tu soltería. 

¿Empezamos? 


1) Los solteros cristianos deben agradecer que pueden prepararse para el matrimonio

Quizá no lo sabías pero Dios te regala tu soltería para que puedas prepararte para un futuro matrimonio.

Él no quiere que llegues de manera improvisada y te encuentres con muchas cosas que a larga te hagan pensar que jamás debiste haberte casado. 

Es para eso que la soltería existe. Para que prepares todas las áreas de tu vida con miras a ser un excelente esposo o esposa. 

Tal vez suena a broma mal hecha. 

— ¡¿Prepararse para el matrimonio?! Eso es imposible. 

Pero no, no lo es. 

Aunque tal vez viéndolo desde el punto de vista de la convivencia misma, si sea imposible prepararse para el matrimonio. Pero no me refiero a eso. 

Me refiero a cosas que puedes aprender siendo soltera o soltero que te ayudarán y evitarán problemas cuando estés casado o casada. 

Cosas como: 

a) Intimidad con otros

Que no es otra cosa que aprender a abrir tu corazón a los más cercanos a ti, practicando la sinceridad y transparencia sobre todos los temas. De ese modo, te estarás preparando para abrir tu corazón sin miedo a tu futura esposa o esposo. 

b) Buscar a Dios con los demás

Esta práctica conlleva el hacer equipo con otros para la oración, la lectura bíblica y el evangelismo. Con lo cual construirás un gran estilo de vida que te hará fácil buscar a Dios junto a tu esposo o esposa. 

c) Responsabilidad financiera

Que te permitirá ser un buen administrador o administradora de la economía de tu familia. Es difícil, lo sé. Porque un soltero todo lo quiere gastar. 

Pero si aprendes una buena responsabilidad financiera, estarás salvando a tu futuro matrimonio de vivir en discusiones por gastos innecesario de dinero. 

d) Habilidades de la paternidad

Puedes creerlo o no, pero ayudar en el cuidado de tus hermanos y hermanas te preparará para ser una buena madre o un buen padre. Te hará más atento y paciente con tus futuros hijos. 

e) Responsabilidades del hogar

Sí, algo como aprender a lavar la vajilla te prepara para un futuro matrimonio. Es que muchos solteros están acostumbrados a que mami los atienda todo el tiempo. 

Y cuando llegan al matrimonio las discusiones inician porque el esposo no ayuda a levantar la mesa o la esposa no sabe preparar unos huevos revueltos. 

Como puedes darte cuenta, tu soltería es la etapa en la que debes prepararte para un futuro matrimonio. Esto debe ser antes de siquiera pensar en un noviazgo cristiano. 

Porque una vez que te enrolas en una relación no tendrás más tiempo que para pensar, hablar, pasear, suspirar y soñar, con esa persona a la que amas. 


2) Los solteros cristianos deben agradecer que pueden hacer la obra de Dios

Hay una frase que siempre suelo decir y que podría ser la realidad de muchos: “Si quieres hacer la obra de Dios, hazla ahora que estas soltero. Porque de casado, no te dejarán ni cambiar de canal a la tele”

Como te dije líneas arriba, esto podría ser una realidad. Pero la verdad es que hay muchas cosas que puedes hacer para Dios estando soltero que estando casado. 

Y no necesariamente porque tu esposa o esposo te lo vaya a impedir. Sino porque el matrimonio y la familia representan otro tipo de responsabilidades que estando soltero no tendrías. 

Por lo tanto, los solteros cristianos deben estar agradecidos a Dios por esta etapa en sus vidas, porque pueden atender al llamado de la obra sin preocupaciones e impedimentos. 

Quisiera, pues, que estuvieseis sin congoja. El soltero tiene cuidado de las cosas del Señor, de cómo agradar al Señor; pero el casado tiene cuidado de las cosas del mundo, de cómo agradar a su mujer. 

Hay asimismo diferencia entre la casada y la doncella. La doncella tiene cuidado de las cosas del Señor, para ser santa así en cuerpo como en espíritu; pero la casada tiene cuidado de las cosas del mundo, de cómo agradar a su marido. 

Esto lo digo para vuestro provecho; no para tenderos lazo, sino para lo honesto y decente, y para que sin impedimento os acerquéis al Señor. (1 Co. 7:32-35

De ese modo, tal como dice el Apóstol Pablo en el versículo bíblico antes mencionado, el soltero o soltera tiene cuidado de como agradar al Señor. 

Es decir, la preocupación principal que deberías tener es agradar por completo a Dios, antes que buscar agradar a una pareja. 

En lo personal, gran parte de mi juventud decidí dedicársela a Dios hasta que tomé la decisión de casarme a los 28 años. 

Pero no fue fácil. 

La cultura de nuestro tiempo, aun dentro del cristianismo, nos enseña que debes procurar tener un novio o novia para poder estar “completo”. 

Y como en muchos años no lograban verme con una chica metido en un noviazgo cristiano, deducían simplemente que era homosexual. 

¡Tamaña calumnia! 

Sin embargo, aproveché al máximo los años de mi soltería para trabajar en la obra de Dios. Así, me abrí paso al evangelismo, conducción radial, apoyo a las iglesias de mi región y a hacer obra social. 

¿Y de casado? 

Pues gracias a Dios fui bendecido con una mujer que ama la obra de Dios y me apoya en todo. Y que ha sido mi ayuda idónea desde el primer día que nos dijimos Sí delante de Dios. 

Como ves, invertir tu soltería al servicio de Dios no es tiempo mal gastado. Tendrás experiencias con el Señor que te harán feliz por completo, más de lo que podría hacerte feliz el estar en un noviazgo cristiano o matrimonio. 

Recuerda que si buscas primero el reino de Dios, lo demás: novia, novio, esposo o esposa, vendrán por añadidura (Mt. 6:33


3) Los solteros cristianos deben agradecer que pueden aprender de otros matrimonios

Este tercer punto guarda mucha relación con el primero, pero elegí colocarlo aquí porque tiene una maravillosa importancia para los solteros cristianos. 

Resulta que podrían existir muchos solteros cristianos que no aprovechan esta maravillosa etapa para aprender sobre la vida en matrimonio de manos de cristianos casados. 

Y es que muchos podrían no darse por enterados de las grandes cosas que aprenderían durante su soltería escuchando consejos de matrimonios cristianos con muchos años de experiencia. 

Esa fue una de las cosas que aproveché al máximo en mi etapa de soltero. 

Pues vivía “angustiado” imaginando mi matrimonio en ruinas por mí causa. Es más, no podía asumir la idea de casarme y no estar preparado para ser el hombre ideal para mi futura esposa. 

Así que aproveché al máximo la experiencia matrimonial de mis padres, mis pastores, mi familia, mis amigos y hermanos en Cristo. 

Cada uno de ellos respondía mis preguntas “insistentes” sobre una vida conyugal que honrara a mi futura esposa y glorificara a Dios. 

Además, hay libros maravillosos que hablan de la vida de un matrimonio cristiano, de donde aprendí muchísimas cosas que me sirvieron para adquirir conocimiento sobre la vida matrimonial. 

Y hasta me fueron de mucha ayuda para dar consejería a jóvenes cristianos y no cristianos. 

Estos libros son: 

Con todo esto, mi consejo para ti y todos los solteros cristianos es que aproveches tu soltería para aprender de matrimonios cristianos y conocer las herramientas necesarias para ser un gran esposo o una gran esposa. 

Y te sugiero que tomes este consejo muy en serio, porque un matrimonio es cosa seria. Podrías evitar convertir en un infierno tu matrimonio, si solo invirtieras tu tiempo de soltería en aprender de algunos matrimonios construidos en Cristo. 

En conclusión

Vive tu soltería al máximo en las manos de Dios. Tienes esta etapa como un maravilloso regalo para que conozcas más de Dios y trabajes a su servicio sin interrupciones, sin excusas y con todos tus sentidos completos. 

Aun así, el propósito de Dios no es que te quedes soltero toda la vida —aunque esa sea la mejor decisión de todas—, sino que disfrutes de cada etapa que Él te ha regalado y conozcas su buena voluntad para ti. 

Además, desea Dios que aprendas de aquellos que ya viven en matrimonio y conozcas la base sobre la cual debe construirse el carácter y la vida conyugal. 

Después de todo, los ancianos de la iglesia tienen un gran ministerio siendo ejemplo y guía para los más jóvenes. 

Búscalos y aprende de ellos. 

Finalmente, hazme saber abajo en los comentarios si ha sido de mucha bendición este artículo. También, cuéntame si conoces alguna otra cosa por la que los solteros cristianos deberían agradecer a Dios.

Deja Tu Comentario Aquí

Artículo Anterior Artículo Siguiente