5 Casos en que los cristianos solemos negar a Dios

Temas cristianos para reflexionar
Los cristianos de estos tiempos nos estamos volviendo más secretos que nunca.

Callamos por miedo al qué dirán, al rechazo o a cómo nos señalarán.

En otras palabras, solo somos cristianos en el templo, pero en nuestras casas, trabajo, escuela y familia, somos totalmente inconversos.


Jesús fue muy tajante en decir lo que nos ocurriría si le negamos (Mateo 10:33), pero al parecer se nos olvidó.

El acto de negarle a hecho que la gloria sea nuestra y no del Padre, y como resultado, Su Presencia se ha apartado de nosotros completamente.

Veamos entonces estos 5 casos en que los cristianos estamos negando a DIOS.

{tocify} $title={Contenido de este Post}

1.- Cuando negamos el reconocimiento que merece Dios en nuestros logros

¿Te acuerdas lo que hizo Elías frente a los 450 profetas de Baal?

El acto que desencadenó el descenso de fuego del cielo no fue por el mismo profeta, sino porque él reconoció a DIOS delante del pueblo de Israel y los profetas de Baal (1 Reyes 18:36-37).

¿Lo mismo pasa con nosotros? En algunos pocos sí, pero no en todos.

Cuando recibimos un reconocimiento, un ascenso en el trabajo, un título, un aumento de sueldo, un cargo en la iglesia, etc, se nos olvida quien es el que nos puso en ese nuevo lugar. 


Olvidamos que pasamos el tiempo rogando para que Dios nos permita alcanzar una meta, y cuando lo hemos logrado, nos olvidamos de quien merece el reconocimiento y que nosotros somos simples administradores.

Y sí, estas líneas también va para mis amigos los músicos.

2.- Cuando estamos bajo presión de grupo

Yo mismo sé que es sentirse rechazado y burlado por tu grupo de amigos.

Muchos con tal de ser aceptados somos capaces de ocultar nuestra fe y terminar convertidos a ellos (Jeremías 15:19).

No es fácil sentirse de otro planeta, y menos hacerse de la vista gorda cuando una chica no evangélica te gusta.

Pero aun así, saber soportar la presión y anteponer a Dios sobre lo demás es la mejor declaración de nuestra convicción al mundo.


Y no es que vayas a soportar la presión de grupo usando tus fuerzas.

Sino que debes llenarte tanto de Dios (leyendo tu Biblia, orando, yendo al templo, escuchando música cristiana) que las burlas de tus amigos no te harán daño sino que serán un motivo más para predicarles de Jesús.

3.- Cuando tu familia te rechaza

Se de jóvenes que han vivido toda clase de burla y rechazo por parte de su familia cuando confesaron que habían aceptado a Jesús en su corazón, algunos resistieron, otros terminaron negando su credo y apartados de Dios. 

A nadie que halla decidido ser discípulo de Cristo le ha ido color de rosa.

Muchos han sufrido burlas, insultos, cárcel, y hasta muerte a pedradas como el caso de Esteban. 

El cielo lo arrebatan solamente los valientes. Aquellos que no les importa que su familia los haga a un lado (Salmo 27:10), pues todo lo han dado por perdido para ganar a Cristo (Filipenses 3:8)

La pregunta correcta sería: ¿Estás dispuesto a pagar el precio?

4.- Cuando la iglesia se está quedando vacía

No sé si te habrás dado cuenta pero hoy las iglesias han pasado de ser un lugar donde la Presencia de Dios es manifestada, a convertirse en un club social.

Se ha negado completamente a Dios, y como resultado, las iglesias están cada vez más llenas de gente, pero vacías de Dios.

Deberías leer también👉5 Razones por las que debes abandonar una iglesia.{alertInfo}

Los pastores al ver que pierden feligresía han optado por cambiar sus mensajes a simples charlas motivacionales.

Se han vuelto muy permisivos en todas las áreas y el pecado se ha convertido en una manchita que puedes borrar con una buena ofrenda. 


En otras palabras, nos hemos ido en pos de otros dioses. Nos hemos vuelto idolatras y buscamos nuestra gloria en vez de la gloria de Dios.

Si estas presenciando esto en tu iglesia es una clara señal de que debes salir huyendo de ahí por tu vida.

5.- Cuando se trata de honrar a Dios con tus bienes

Del tema de diezmo y ofrenda tú ya debes saberlo de memoria, en cambio, quiero hacerte recordar cuanto hemos negado a Dios con nuestros bienes.

Y con esto me refiero a aquellas veces en que negamos la ayuda al pueblo de Dios, o a quienes lo necesitan y están fuera de él.

Podríamos confesar a Dios con nuestros bienes brindado ayuda a quienes tienen hambre, a quienes necesitan ropa, a la bolsa de viaje de misioneros, a que se abran nuevas iglesias, etc.

Deberías leer también👉4 Cosas sobre las finanzas que debe saber un cristiano.{alertInfo}

En conclusión

Hay muchos factores que pueden llevarte a negar a Dios.

Y la verdad es que es muy común ver a un cristiano olvidando darle la gloria (negando) a Dios.

Esto, constituye un pecado grande. Pues Jesús mismo dice que si le negamos Él nos negará delante de su padre.

Así que, esto es cuestión de convicción.

Que importa perderse el mundo con tal de ganar a Cristo. Que importa vivir sin influencia con tal de ser influenciados por el Espíritu Santo.

¿Aceptarás el reto en el momento más complicado?

Bueno, así es como hemos llegado al final de este artículo. Espero haya sido de bendición para vida.

Por favor no te vayas sin dejar tu opinión abajo en los comentarios, y sin compartir este post en tus redes sociales.

Dios te guarde.
¡Vuelve pronto!

6 Comentarios

  1. Estoy completamente de acuerdo...lo más triste que está pasando hoy en día es que si hay una iglesia que predique la Verdad, a los que no les gusta ordenarse se van, y buscan una iglesia que se acomode a "sus necesidades"...

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muy de acuerdo contigo.
      Muchos se hacen a un lado de una iglesia donde se predica sana doctrina. Parece que aman más un evangelio simple.

      ¡Despertemos iglesia!

      Borrar
  2. Buscad a DIOS en todo MOMENTO.si estas triste, sonriendo, o enfermo.DIOS esta ahi en todo momento Primero EL SEGUNDO EL. ALABADO SEA TU NOMBRE BEDITO DIOS

    ResponderBorrar
  3. Efectivamente adaptamos a Dios a nuestras vidas pero no nuestras vidas a Dios porque nos cuesta tanto

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Y pareciera que fuera natural hacer este tipo de cosas, pero no. Simplemente es una muestra de que Dios no ocupa el primera lugar en nuestras vida. ¿No lo crees?

      Dios te guarde.
      ¡Vuelve pronto!

      Borrar

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente