6 Razones para orar por tu pastor en todo tiempo

Orar por tu pastor
Llevaba tiempo queriendo tratar uno de estos temas cristianos que difícilmente se hablan en la iglesia.

Aunque existen muchas otras formas de orar por tu pastor, creo que estas 6 son las más importantes y necesarias.

Y no deberías tomarlas a la ligera, pues es también tu deber orar por tu pastor.

Por lo tanto, toma mucha atención a cada una de estas formas de orar por tu pastor.

Llévalas a la práctica y habrá bendición para la vida de tu pastor y la tuya.

Pues recuerda que Dios no es deudor de nadie.

Entonces, ¿estamos listos? Empecemos.

{tocify} $title={Contenido de este Post}

1. Ora por su salud

En el mundo caído en el que vivimos, toda la humanidad está expuesta a diversas enfermedades.

No porque Jesús haya muerto por ellas, quiere decir que seamos inmunes a virus o bacterias.

Y no porque tú pastor sea la cabeza de la iglesia, quiere decir que jamás tendrá dolencias.

En ese sentido, orar por la salud de tu pastor, también es honrarle.

Pues quizá lo veas firme y sin problemas cada vez que se para en el púlpito.

Incluso, creas que él no necesita tus oraciones porque está "más cerca de Dios" que tú.

Sin embargo, tú pastor también tiene la necesidad de que intercedas por él.

Y para que tengas alguna noción de qué orar por su salud, habla con él.

Pregúntale cuáles son las dolencias que le aquejan.

Quién sabe si tú pastor está ocultando sus problemas de salud para no preocupar a nadie.


2. Ora por su economía

En los últimos meses la economía mundial ha afectado duramente a toda la humanidad, especialmente a aquellos que menos tienen.

Y, aunque no lo creas, tu pastor también se ha visto afectado por los problemas económicos del mundo.

De hecho, sus problemas económicos podrían estarlo ahogando desde hace mucho, pero la iglesia jamás lo ha notado.

Pues se tiene la idea de que como él es el siervo de Dios, nada le hará falta; ni siquiera el dinero.

Así que sería bueno que te acerques a preguntar si está pasando necesidades económicas junto a su familia.

Quizá no sea capaz de decirte cómo andan las cosas en su vida privada.

Así que haz un esfuerzo y llévale cosas que tu pastor y su familia necesiten.

Y claro, ora para que Dios bendiga en todos los aspectos la economía de tu pastor.

Pide por un trabajo, una idea de negocio o algún emprendimiento que él pueda llevar a cabo.

3. Ora por su ministerio

Muchos creen erróneamente que el trabajo de un pastor es el de los más fáciles del mundo.

Piensan que el pastor se sienta todos los días hasta la hora del culto, abre la Biblia y comienza a predicar.

Sin embargo, la labor de un pastor supera a la de cualquier profesional.

Y no es por minimizar a quienes tienen un título profesional.

Sino que los pastores trabajan administrando la vida de las personas, y tienen la enorme responsabilidad de cuidarlas para la eternidad.

En esa labor, pasan largas horas de estudios para la prédica de 40 minutos en la iglesia.

Visita a las familias para orar por ellas, aunque sea en altas horas de la madrugada.

Atiende a enfermos en hospitales, encarcelados, viudas y huérfanos, y presta su tiempo para resolver problemas que muchas veces no le compete.

Por tal razón, respalda el ministerio de tu pastor con constante oración.

Intercede para que sea Dios quien actúe a través de la vida de tu pastor, y que nada lo desaliente.

Además, que en medio de todo tu pastor jamás descuide su familia y su vida personal.

De tal manera que Dios le ayude a recordar sus prioridades a pesar de ser un obrero de la viña del Señor.


4. Ora por su familia

La familia del pastor no es menos necesitada de oración por el hecho de tener al siervo de Dios en casa.

Ellos también, al igual que tu familia y la de muchos, pasan por diversas situaciones a diario.

También se enojan, discuten, se desilusionan, faltan a sus promesas, se enferman, les falta el dinero, etc.

¿Acaso creíste que nada malo les pasa durante todo el año?

Por tal razón, tú y la iglesia entera deberían respaldar a la familia pastoral con oración constante.

Intercediendo para que Dios permita que la familia pastoral esté unida en medio de cada situación complicada.

Que aprendan a vivir como cristianos fieles al Señor, no en apariencias delante de la gente en la iglesia.

Y que siempre sean el respaldo del pastor en cada situación ministerial.

5. Ora por su matrimonio

En ocasiones las ocupaciones ministeriales del pastor pueden causar el descuido de su vida privada.

Pues hay muchos pastores que son fieles a la iglesia y el ministerio, pero olvidaron por completo su fidelidad matrimonial.

No que estén saliendo con mujeres de la iglesia, sino que descuidan su vida conyugal sólo por servir al pueblo de Dios.

Y esto ocurre porque descuidan el nivel de las prioridades en su vida.

Pues es primero su matrimonio y luego la iglesia, no al revés.

Así que cuando ores por tu pastor, ora también por su matrimonio. Pide al Señor que le haga recordar que su esposa es la primera a quien debe pastorear todos los días.

Que está bien que sea un hombre apasionado de la obra de Dios, pero está mucho mejor si es un gran esposo y padre.

6. Ora por su vida espiritual

Por último, y no menos importante, ora por la vida espiritual de tu pastor.

Sí, a pesar de ser la cabeza de la iglesia, él también necesita respaldo de oración por su vida espiritual.

Pues así como tú, él también sufre peleas espirituales constantemente, y batalla contra su carne todos los días.

Así que procura constantemente orar por la vida espiritual de tu pastor.

Pidiendo que el Señor lo mantenga firme a pesar de las tentaciones y las pruebas, y que el Espíritu Santo doblegue su carne todos los días.

Además, que le permita Dios predicar con verdad a la iglesia, sin esconder lo que realmente necesita el pueblo.

Pues vivimos en una época en donde muchos pastores se han inclinado a los placer mundanos y a las necesidades de su bolsillo.

Finalmente

Tal como lo he dicho a lo largo de este artículo: tu pastor necesita de tus oraciones más de lo que crees.

Y no es porque se me antoja escribirlo y decirlo así tal como lo lees.

El mismo apóstol Pablo, en sus deberes cristianos de Hebreos 13, nos dice “acordaos de vuestros pastores“ (Heb. 13:7).

Y no hay manera más hermosa de acordarte de tu pastor todos los días que orar por él.

Con todo esto, no debes olvidar también que tenemos el deber de orar unos por otros (Stg. 5:16). Esto incluye orar también por tu pastor.

Y bueno, hemos llegado al final de este tema. Espero que haya sido de mucha motivación y bendición para tu vida.

No olvides dejarme tu opinión al respecto abajo en los comentarios, y de comparte este contenido en tus redes sociales.

Dios te guarde.
¡Vuelve pronto!

Deja Tu Comentario Aquí

Artículo Anterior Artículo Siguiente