aprender-a-amar-la-lectura-biblica
Aprender a leer la Biblia es el escalón de excelencia que todo cristiano debe emprender para crecer espiritualmente y obtener resultados de transformación en su vida cotidiana.

Muchos durante su vida han leído la Biblia por completo en reiteradas ocasiones, pero hay otros a los que les genera flojera leerla.

Si bien es cierto leer la Biblia es un acto tan necesario como respirar, existen muchos a los que se les dificulta crear un hábito de lectura en su diario vivir.

Estas personas se plantean metas como las de leer la Biblia en un año, pero tan pronto dan inicio comienzan declinando poco a poco y dejando de lado su lectura bíblica.

¿Te ha pasado? Tranquilo.


En este artículo quiero enseñarte a través de 7 sencillos consejos como aprender a amar la lectura de la Biblia.

Estoy seguro que cada consejo te dará la confianza de que terminarás siendo un amante de la lectura bíblica y aprenderás a meditar en ella.

Así que no tardemos más y empecemos a descubrir cada uno de estos consejos. ¿Preparado? Empecemos.

1. Ora siempre.
leer-la-biblia-en-un-año
Todos sabemos que hacer ejercicio es vital para tener un cuerpo saludable, pero para algunas personas ir al gimnasio es un placer, mientras que para otras es aburrido y desagradable.

Para algunas personas es muy fácil tener una dieta saludable, mientras que otras luchan cada día. Nadie es perfecto.

Cuando se habla de establecer hábitos saludables espirituales hay gente que lucha con la oración, el control de sus pensamientos y conductas, y otros con la lectura de la Biblia.

Y luchan no porque no quieran, pues estas personas conocen la gran importancia que tiene sobre sus vidas la lectura de la Palabra de Dios, sino que simplemente no les gusta leer.

En lo personal me he dado cuenta que el primer paso para cualquier cosa es la oración. Incluso para descubrir cómo aprender a leer la Biblia.

Así que empieza hablando con Dios sobre tu lucha con la lectura mediante una oración de confianza. No le ocultes nada. El que hagas esta confesión no te va a etiquetar como mal hijo.

Y esta es la confianza que tenemos en Él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, Él nos oye. 1 Jn. 5:14

Cuéntale que estás interesado en descubrir todo lo que Él ha diseñado y destinado para ti en este mundo y en el que ha de venir.

Dios ya sabe que estas luchando con la lectura de Su Palabra. Así que no desesperes porque la ayuda vendrá de Él.

2. Usa una versión de la Biblia que entiendas.
donde-debo-empezar-a-leer-la-biblia
En español la versión de la Biblia más popular entre los cristianos es la versión Reina Valera 1960. Pero a veces leer esta versión de la Biblia es como si estuvieras leyendo chino.

La lucha es real.

Esta versión de la Biblia tiene un lenguaje que a muchos parece difícil de entender y comprender.

Algunos de sus libros dentro de ella fueron escritos hace cientos de años con formas de comunicación distintas a las nuestras.

Pero gracias a Dios tenemos a nuestro alcance versiones de la Biblia con un lenguaje más claro y fácil de entender para todo el mundo.

Por esto, es fundamental encontrar una versión que funcione mejor para ti. Puedes descubrir la versión que te ayuda a entender mejor y disfrutar el lenguaje.



Déjame darte unos ejemplos de las versiones bíblicas que más uso y que puedes explorar:

a) Traducción del Lenguaje Actual (TLA)
La Traducción en lenguaje actual mantiene la fidelidad al sentido y mensaje del texto bíblico. Esta traducción no es una adaptación de ninguna versión castellana existente en el mercado. (1)

Es una traducción directa de los idiomas originales: hebreo, arameo y griego. Realizada de tal manera que el lector también pueda captar los distintos aspectos emotivos, afectivos y espirituales del mensaje. (1)

Tomando en cuenta los nuevos avances de la lingüística moderna y de la exégesis bíblica contemporánea. (1)

b) Nueva Traducción Viviente (NTV)
Es fruto del trabajo de más de cincuenta eruditos en las áreas de teología, traducción, estudios lingüísticos, corrección de estilo, corrección de gramática, tipografía, edición y otros. (2)

Esta traducción es de fácil lectura y comprensión, y al mismo tiempo comunica con precisión el significado y el contenido de los textos bíblicos originales. (2)

La NTV es una traducción ideal para el estudio, para la lectura devocional y para la alabanza. (2)

c) La Biblia de las Américas (LBLA)
La Biblia de las Américas es una obra original traducida del hebreo, arameo y griego, directamente al español moderno. (3)

Presenta la Palabra de Dios en un estilo claro y fluido mientras se adhiere estrictamente a los textos originales. (3)

Seguir los mismos principios de traducción establecidos para La Biblia de las Américas es comprensible para el público en general y también es adecuado para un estudio serio. (3)

d) Dios Habla Hoy (DHH)
Esta traducción fue realizada directamente de los idiomas originales: hebreo, griego y arameo, y se ha hecho, a la vez que encomendándose a la dirección divina, a la luz de los mejores conocimientos de las ciencias bíblicas. (4)

Está dirigida a todo público, con la sencillez de nuestro idioma y con el propósito de que el lector reciba efectivamente el mensaje de Dios en un lenguaje latinoamericano, fácil de entender por la generalidad de los lectores actuales en Hispanoamérica. (4)

Estas cuatro versiones tienen un apego profundo al idioma original en el que fue escrita la Palabra de Dios. Estoy seguro que serán de mucha utilidad en tu comprensión y estudio de la Biblia.

3. Tómate el tiempo que necesites.
como-entender-mejor-la-biblia
Nuestra cultura nos ha empujado hoy a vivir vidas instantáneas. Todo lo queremos para ayer. Un clic en el vídeo, un mensaje de texto, una nueva foto en nuestras redes sociales, etc. Todo debe correr a la velocidad de la luz.

Este estilo de vida al que estamos acostumbrados nos ha quitado tiempo que deberíamos brindarle a la lectura y la meditación de la palabra de Dios.

Por eso la primera cosa que deberías considerar es aprender a tomar tiempo para la meditación y la lectura de la Palabra del Dios Altísimo.



El momento que decides tomar tiempo para leer, meditar y degustar la Palabra de Dios, no importa cuánto leas o que tan rápido lo hagas. Lo que importa es leer a tu propio ritmo.

Aprende a disfrutar de la lectura versículo a versículo. Este es tu tiempo a solas con Dios. Deja que te hable, analiza lo que te está diciendo, medita en la implicancia para tu vida de lo que lees.

Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. (Jos. 1:8)

Medita de manera constante en el versículo que captó tu atención. Anótalo en una pequeña nota y colócalo en tu bolsillo. Durante el día lee este versículo y medita en cada palabra.

Deja que la Palabra de Dios penetre en tu alma. Vívela en tu vida cotidiana. “De la abundancia del corazón habla la boca” (Mt. 12:34).

Así que mientras tu corazón (mente) esté llena de la Palabra de Dios, tus palabras transformarán tus acciones.

Elige el tiempo durante el día que mejor se adapte a tu ritmo. Algunos son mañaneros y pueden aprovechar este tiempo, y otros por la noche están más despiertos.

Lee en el momento en el que consideres que tendrás la oportunidad y el privilegio de conectarte con la persona más importante, impresionante, amorosa, e interesante del universo entero.

4. No empieces desde el principio.
leer-la-biblia-en-forma-cronologica
Empezar a la leer la Biblia hace la idea lógica que debes iniciar leyendo desde el libro de Génesis. ¿Verdad? Pero esta estrategia siempre se cae a pedazos al final del segundo libro.

Se vuelve muy difícil seguir leyendo hasta para los más amantes de la lectura.

Por eso te recomiendo comenzar a leer de la siguiente manera:

Inicia con el Evangelio de Marcos. Tiene un ritmo rápido. Verás a Jesús yendo de lugar en lugar realizando cosas extraordinarias que te sorprenderán.

Luego ve al Evangelio de Lucas. Encontrarás ahí las mismas historias que el evangelio anterior y esto generará en ti más amor por la lectura.

Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca. Ap. 1:3

El Evangelio de Mateo debe ser tu tercera parada. Aquí descubrirás muchas más similitudes con los evangelios anteriores que te servirán para confirmar muchas de las escenas que los escritores Lucas y Marcos hacen mención.

Después ve al Evangelio de Juan. Encontrarás a Jesús en todo su potencial evangelizar y mostrando su amor a plenitud hacia la humanidad.



Finalmente continúa leyendo el libro de Hechos, Romanos, y los siguientes. Puedes además a partir de estos libros elegir leer cualquier otro libro que desees.

Tomate el tiempo necesario para la lectura. Disfruta del proceso. Deja que Dios te hable y medita en cada versículo que Dios usa para hablar a tu vida.

5. Comparte lo que lees con un amigo.
evangelismo-personal-con-biblia
La Biblia fue hecha para escudriñar, meditar, y compartir. Nada más agradable que compartir lo que lees con algún amigo.

Esto te ayudará a conocer mejor los versículos y a fijarlos de manera permanente en tu corazón.

Si hay cosas que no entiendes háblalo también con tu amigo. Quizá él tenga mejor conocimiento de lo que lees y puede ayudar a aclarar las dudas que tengas.

Leer acompañado de otras personas también es un método beneficioso para retroalimentarte.

Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza. 1 Ti. 4:13

Compartir la Palabra de Dios en grupo permitirá conocer diferentes puntos de vista del tema que has leído y te ayudará a mejorar tu técnica para compartir con otros el mensaje de Dios.

Nunca olvides el privilegio que tienes al tener entre tus manos las Sagradas Palabras de que nuestro Dios dejó para que podamos alcanzar la eternidad y una vida conforme a su corazón.

6. Aprende versículos de memoria uno a uno.
como-aprender-versiculos-de-la-biblia
Moisés, en sus últimos días de vida, alentó al pueblo de Israel a atesorar la Palabra de Dios en su corazón y su alma, y atarlas como señal en sus manos y en sus frentes.

Aconsejó además a enseñarles a sus hijos, a hablar la Palabra de Dios cuando estaban en sus casas y cuando iban de camino a algún lugar, al acostarse y levantarse.

Debían también escribirlas en los postes de sus puertas y en sus portones. (Dt. 11:18-23)

Sé que esto en la actualidad puede sonar extremo y anticuado. ¿Te imaginas llevar en la frente todo el Salmo 119? No saldrías ni a comprar pan.



El punto es que entiendas lo importante que es estar rodeado de manera constante de la Palabra de Dios.

Así que empieza aprendiendo de memoria algunos versículos de la Biblia. Puedes elegir aquellos en los que Dios ha hablado a tu vida.

Adicional a esto te recomiendo leer el artículo ¿Cómo debería alguien empezar a leer la Biblia? Que es una guía para aprender a deleitarte en las Sagradas Escrituras.

Incluido en este artículo hay un vídeo en donde Majo Solís te comparte 6 consejos para leer la Biblia.

7. Usa herramientas para estudiar la Biblia.
recursos-gratis-para-estudiar-la-biblia
En este último consejo quiero generar en ti conciencia acerca de lo necesario que es para un cristiano aprender a estudiar la Biblia.

Si bien es cierto con los consejos anteriores empezarás a generar un hábito de lectura bíblica, es necesario también generar un hábito de estudio y análisis de la Palabra de Dios.

Puedes empezar buscando la ayuda de una persona con conocimiento en la Palabra de Dios con quien des tus primeros pasos en el estudio de la Biblia.

Luego por tu propia cuenta y pidiendo ayuda al Espíritu Santo puedes empezar un estudio de la Biblia en el que aprenderás a tu ritmo.

Para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de Él, alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos. (Ef. 1:17-18)

¿Y qué herramientas necesitas para estudiar la Biblia?



La verdad es que tener acceso a una biblioteca de libros cristianos puede generar un gran problema y elevados costos.

Pero a Dios gracias contamos con la tecnología y esta nos proporciona las facilidades para tener de primera mano distintas versiones de la Biblia, comentarios bíblicos, diccionarios, mapas, etc.

De hecho escribí un artículo en donde reuní 5 Recursos cristianos online para estudiar la Biblia. Recursos gratis que te servirán para tu estudio de la Biblia y evitarán dolores de cabeza.

Debo añadir también que si se presentan momentos en los que se complica leer la Biblia, puedes encontrar el rescate perfecto en la Biblia en Audio.

Y para esto, YouVersion, un aplicativo de la Biblia, te permite escuchar la Palabra de Dios en diferentes versiones.

Ya sea que estés manejando, cocinando, haciendo deporte, o trabajando, esta aplicación cristiana te permitirá seguir alimentando tu alma mientras realizas tus labores cotidianas.

Por Último.
Si buscas que Dios hable a tu vida la Biblia es el principal medio por el cual conocerás que es lo que Él desea para ti.

Al principio puede que no sea fácil adaptar tu ritmo de vida a la lectura de la Palabra de Dios, pero si anhelas llenar tu alma con el mensaje de Salvación, buscarás la mejor manera para dedicar tiempo a la Biblia.

No olvides orar todos los días pidiendo a Dios que te ayude a crear el hábito de la lectura bíblica y que nada se presente como distracción al momento de iniciar tu meditación en la Biblia.

Disfruta de las muchas versiones en las que se ha traducido la Biblia para tener un panorama más claro del mensaje de Dios.

Y si pones en practicar el aprender de memoria los versículos que más te encanten, tu mente se llenará de la Palabra de Dios, tendrás prosperidad y una transformación de adentro hacia fuera, y querrás compartir con todo el mundo sobre lo que Dios va hablándote a través de Su Palabra.

Oro para que Dios te dé sabiduría y que estos consejos te ayuden a amar la lectura de la Biblia, aunque no te guste leer.

El Espíritu Santo te guiará a toda verdad, solo pídele que te dé revelación y sabiduría espiritual para aprender, poco a poco y un paso a la vez.

Dejáme tu comentario aquí

Artículo Anterior Artículo Siguiente