Sigue este consejo para ser libre del pecado sexual

sigue_este_consejo_para_ser_libre_del_pecado_sexual
Imagen de David Black
Si, ingresar en el pecado sexual es muy fácil, lo complicado se torna cuando queremos escapar de el. Es como en un pantano, por más que luchemos y luchemos con nuestras fuerzas por llegar a la orilla y salvarnos, mas provocamos hundirnos y morir ahogados. ¿La solución? Que alguien pueda lanzarnos una soga y tirar de ella para poder escapar de aquel pantano que nos devora.

A diferencia del ejemplo del pantano, cuando estamos en pecado sexual y queremos escapar de el, no podemos tan siquiera tomar una soga y esperar que tiren de ella para salir. Es mas, alguien podría ayudarnos a salir del pantano de la pornografía, masturbación y los actos sexuales, pero ¿cómo nos podrían ayudar a quitar ese pecado que se ha profundizado en nuestra mente?

Bien. Si ya tomaste la decisión de luchar contra este terrible pecado y romper toda cadena que ata tu vida, ese es el primer paso. Un paso que no debes darlo a medias, que aunque vuelvas a caer tienes que retomar la decisión firme de desterrar de tu vida y de tu mente este yugo de opresión.
Todo nuestro pensar con respecto a la santificación estaría completamente desviado si dejamos de reconocer que la santificación es tanto una obra soberana de Dios como también una obra que requiere de nuestra diligencia y obediencia. 
─ Ian Hamilton

1.- DALE CUENTAS A ALGUIEN

como-romper-con-la-pornografia-y-la-masturbacion
Es tu amigo aquel que te empuja para que estés más cerca de Dios.
Abraham Kuyper
Una de las cosas que debe surgir de quienes han cometido un pecado sexual, es tener como respaldo a una persona madura espiritualmente y piadosa a la que podamos darle cuenta de nuestro proceso. Porque si dos personas se respaldan mutuamente, y oran por el mismo propósito, DIOS dará respuesta desde el cielo (Mateo 18:19).

Por más vergüenza que esto te genere (Génesis 3:10), debes romper con ello y ser valiente. Pelear tu batalla de forma solitaria no te conducirá a la victoria. 
Esta persona a quien le des cuentas puede ser tu pastor, tu líder, tu padre o algún cristiano piadoso. Y claro, las primeras cuentas se las debes dar a DIOS, porque Él está trabajando directamente en tu proceso, más el respaldo de una persona es para generar un compromiso serio con cada uno de tus actos y la evolución de tu proceso.
La confesión de pecados es una proclamación del evangelio: una proclamación de que hay un camino de regreso en nuestras caídas, que hay rescate y sanación del quebrantamiento.
Winston T. Smith

2.- LEE Y MEMORIZA LA BIBLIA

memoriza-versiculos-de-la-biblbia
Lo que necesitamos hoy son hombres que crean en la Biblia, desde la corona de sus cabezas hasta las plantas de sus pies; que crean en toda ella, las cosas que entiendan y las que no entiendan.
─ D.L. Moody
En estos momentos tu mente ─y tu corazón─ están llenos de imágenes y de recuerdos del acto sexual que tuviste. A cada minuto mientras intentas concentrarte en otras cosas ─y en la oración─ se repiten como película en tu memoria, y por más que intentas desaparecerlas no puedes. Entonces ¿Qué debes hacer para borrar esos recuerdos e imágenes en tu mente? ¡Muy sencillo! Reemplaza todo ello con la Palabra de DIOS.
La Biblia no solamente tiene el poder de permitirnos conocer a DIOS, sino también de transformarnos por completo. Y si nunca la has leído y no sabes por donde empezar, quiero recomendarte este consejo sobre ¿Cómo debería alguien empezar a leer la Biblia?. Sigue cada consejo que te recomiendo y verás como hallarás el gusto apasionante de leer la Palabra de DIOS.

Una vez que hayas comenzado a leer la Biblia, te recomiendo memorizar versículos. Al principio te parecerá aburrido, pero como dice John Piper: «Para el que se ha aburrido de leer la Biblia: si una persona ciega no puede ver el sol, no es culpa del sol», en otras palabras, el estado espiritual en el que te encuentras en estos momentos va a provocar que la Biblia te sea aburrida, pero si así la consideras y la haces a un lado, ya no es culpa de la Biblia.
como-empezar-a-memorizar-la-biblia
Si empezaste entonces contra todo pronostico memorizando versículos, comienza con uno a la vez. ¿De qué modo? Por ejemplo puedes hoy memorizarte un versículo (te recomiendo leerlo 10 veces hasta que te lo aprendas), al día siguiente memorizas un versículo más (nuevamente vuelve a leerlo 10 veces para aprendértelo), pero esta vez tienes que recitar el nuevo verso y el verso del día anterior. En otras palabras, debes ya haberte aprendido dos versículos. Te sentirás maravillado. Y la misma Palabra de DIOS irá invadiendo tu mente y borrará la basura que hay ahí alojada.

No olvides que el ejercicio debes realizarlo todos los días. Eso quiere decir que en el tercer día aprenderás un nuevo versículo y deberás recitar los dos versos aprendidos anteriormente. Con ello memorizarás tres versículos y así sucesivamente con el pasar de los días. ¿Cuantos versículos crees poder memorizar?


FINALMENTE

DIOS es tu principal respaldo y no tienes por qué temer (2 Timoteo 1:7). En el proceso puede que recaigas, pero no te hundas en ese fracaso. Toma coraje y continúa el camino. La oración debe ser tu arma por excelencia de todos los días y te prometo que haciendo esto serás LIBRE COMPLETAMENTE.

No hay comentarios.