4 Formas de buscar a Dios estando en la universidad

Temas cristianos para jóvenes universitarios
Este es uno de esos temas cristianos para jóvenes que podría salvar a muchos de abandonar su fe mientras van a la universidad o instituto.

Pues la gran mayoría de jóvenes cristianos que inician la universidad, la terminan habiendo abandonado su fe.

Según el portal impactoevangelistico.net, cerca del 64% de los jóvenes que entran en las universidades afirmando ser cristianos, concluyen sus estudios abandonando su fe.

Además, el 83% de los jóvenes dejan de asistir a la iglesia después de graduarse en las universidades.

Y uno de los principales motivos que se puede leer en dicho sitio web, es que los jóvenes se ven presionados a una cultura que cada vez más excluye a Dios en todo.

Por tal razón, y queriendo cooperar en tu fortalecimiento espiritual, he escrito estas 4 formas de buscar a Dios mientras estudias en la universidad.

Yo las he aplicado mientras estudiaba mi carrera de técnico en ingeniería civil, y sé todo lo que un estudiante tiene que enfrentar.

Pero si procuras siempre darle el primer lugar a Dios, nunca podrá conquistarte el mundo y sus placeres.

¿Quieres empezar? Pues vayamos allá.


1). Escucha contenido que te edifique

Cuando solemos hacer trabajos para la universidad casi siempre solemos acompañarnos con música de fondo.

A veces para evitar estresarnos o para que el ambiente no se sienta demasiado callado.

Puede que en inicios de la universidad no tengas problemas con escuchar música cristiana.

Sin embargo, al pasar el tiempo te verás presionado por tus compañeros de clase y sus gustos, que podrías cambiar el tipo de contenido que escuches.

Pero si dentro de ti hay un enorme deseo de buscar a Dios constantemente, tu elección sobre el contenido que escuches nunca debe variar.

Ya sea que escuches música o alguna predica.

Siempre debes intentar rodearte de contenido que mantenga tu vida en conexión con Dios.

Pues en los tiempos en que vivimos, hasta la música se ha corrompido por completo.

Y tan solo un ápice de este tipo de música podría contaminar toda tu vida.

Pero esto no quiere decir que debas andar tapando tus odios cada vez que tus amigos escuchen música a todo volumen.

Sino que tu elección personal siempre debe ser contenido que te edifique.

De otra forma, serás seducido poco a poco a los placeres del mundo más que a Dios.

Deberías leer también👉6 Canciones cristianas que fueron contra el sistema.{alertInfo}

Recuerda la historia del perro color blanco y del perro color negro.

Cuando el dueño quería que ganara el perro de color blanco, un día antes alimentaba solo a este perro y al de color negro no le daba ni agua.

Y cuando quería que ganar el perro de color negro, hacia lo contrario.

Entonces, si quieres que tu espíritu esté más fortalecido, aliméntalo más de Dios.

Pues si alimentas más tu carne que tu espíritu, tendrás resultados contrarios a Dios.

Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna. (Ga. 6:8)

Y no estoy siendo legalista con respecto a este tema.

Pero si antes de llegar al gran banquete te das atracones de pequeñas porciones de comida chatarra, jamás tendrás apetito para disfrutar la comida del Rey.

Además, la consigna de un verdadero cristiano es siempre pensar (y buscar) en todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable y todo lo que es de buen nombre (Flp. 4:8).

Deberías leer también👉10 Sermones cristianos que debes escuchar con urgencia.{alertInfo}


2). Aprovecha las horas de estudio

Durante toda tu época en la universidad o instituto te vas a ver rodeado de trabajos y exámenes.

Muchos de los cuales vas a tener que hacerlos durante el día y la noche.

Si eres aplicado, claro.

Esto, constituirá un gran “obstáculo” para buscar a Dios.

Porque te verás tan “ocupado” que no hallarás tiempo para leer y orar.

Sin embargo, desde mi propia experiencia, puedo decir que todo esto son simples excusas.

Porque luego andas teniendo tiempo para ver vídeos en YouTube, ojear las redes sociales, e incluso, bromear con tus amigos mediante WhastApp.

Y no me digas que no es cierto.

Más si tu anhelo es buscar de Dios y llenarte de Su Presencia, las distracciones pasarán a segundo plano.

No es que esté siendo legalista.

Distraerse un momento de todo el arduo estudio siempre es bueno para evitar el estrés.

Pero elegir pasar tiempo en los brazos de Dios antes que en las redes sociales, siempre será más reconfortante.

Y no importa si tu tiempo está reducido que solo podrás orar o leer la Biblia por cinco minutos.

Cuando vayas descubriendo lo maravilloso que es pasar tiempo con Dios, te programarás de tal manera que tengas más minutos disponibles para el Señor.

Deberías leer también👉10 Consejos para jóvenes cristianos que deberías saber.{alertInfo}

3. Rodéate de amigos que te conduzcan a Cristo

La Biblia habla verdad cuando dice que el que se hace amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios (Stg. 4:4).

Y que si andas con sabios, sabio serás. Más si te juntas con necios, serás quebrantado (Pr. 13:20).

Por lo tanto, si quieres mantener una gran intimidad con la Presencia de Dios durante tu época universitaria, debes saber cuidar tu círculo de amistades.

Ya que pasarás rodeado de compañeros de clase cuyos pensamientos (en muchos de ellos) no siempre son acerca de Dios.

Pero esto no quiere decir que vivas como legalista, rechazando a todo aquel que no comparte tu fe.

Sino que debes tener especial cuidado de las cosas que tus amigos (y compañeros) te influencian.

Ya sabes.

Algunos podrían querer animarte a borracheras o a adicciones diversas.

Otros, podrían querer llevarte por caminos rodeados de lujuria y descontrol sexual.

Incluso, amigas o compañeras, cuya ideología sea vivir activamente una vida sexual sin darle explicaciones a nadie.

Ante esto, debes tener tu corazón y mente siempre inundados de la Palabra de Dios.

De lo contrario, tu vida será invadida por aquellas cosas a las que más te expongas.

Pues la presión de parte del mundo hará que hagas una de dos cosas: convertirte a ellos o que ellos se conviertan a ti (Jr. 15:19).

Así que rodea tu corazón de amistades que te acerquen más a Cristo.

Puedes buscarlas dentro de la iglesia, el grupo de jóvenes, e incluso, unirte o formar alguna comunidad de universitarios evangélicos.

Esto te permitirá encontrar ayuda en otros para animarse mutuamente a caminar en rectitud (1 Ts. 5:11).

Deberías leer también👉3 Actitudes que te ayudarán a luchar contra el pecado.{alertInfo}


4. Pon tu profesión al servicio de Dios

Servir al cuerpo de Cristo con la profesión que has elegido estudiar, es una forma de buscar a Dios.

Muchos jóvenes cristianos tienen problemas por no saber de qué manera servir a Dios.

Piensan que solo se puede servir siendo músico, cantante, predicador o maestro de escuela dominical.

Sin embargo, Dios te ha dotado de dones y talentos que debes poner a su servicio.

Por ejemplo, si estudias para ser chef, podrías preparar una comida especial para algún grupo de hermanos en la iglesia.

Quizá lo tuyo sean las leyes. También puedes ponerte al servicio de Dios. Pues quizá algún hermano necesita asesoría jurídica, y tú podrías servirle.

Te preguntarás quizá: ¿cómo es que busco a Dios sirviendo a otros?

Pues sirviendo a los demás es como demuestras amar a tu prójimo. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto? (1 Jn. 4:20).

Así que para que puedas lograr amar a tu hermano de tal manera que le sirves, tienes que buscar a Dios.

Pues solo Él puede darte un corazón de compasión y de servicio a los demás.

Entonces, cuando sirvas con tu profesión a uno de tus hermanos, descubrirás que se lo haces directamente a Dios (Mt. 25:40).

Por último

Parece que fuera difícil buscar a Dios mientras cursamos la universidad o instituto, pero no es así.

Ya que todo se reduce simplemente a organizar nuestro tiempo.

Porque, como dije en el punto dos de este artículo, siempre sacamos tiempo para el ocio a pesar de estar cargados de trabajos o exámenes.

El hecho de que tengas que dedicarte a estudiar no debe ser excusa para hacer a un lado tu vida íntima con el Señor.

Pues ni bien empiezas descuidando tu oración y la lectura de la Biblia, continuarás por dejarte llenar de las cosas mundanas, hasta que finalmente abandonarás por completo al Señor.

Así que por favor ten mucho cuidado.

Y bueno, así es como hemos llegado al final de este post. Espero que haya sido de mucha bendición para tu vida.

Por favor no te vayas sin dejar tu opinión sobre el tema abajo en los comentarios, y de compartir este artículo en tus redes sociales.

Dios te guarde.🙏
¡Vuelve pronto!🤗

Deja Tu Comentario Aquí

Artículo Anterior Artículo Siguiente