54 Preciosos versículos bíblicos sobre la Fe

Versículos bíblicos sobre la Fe
Versículos bíblicos sobre la fe es lo que muchos intentan buscar todos los días.

Y como en internet a veces es tedioso dar con una información precisa.

En la publicación de hoy tienes una gran lista de versículos bíblicos que hablan de la fe.

Aunque la fe en la Biblia tiene que ver también con la confianza, estos versículos bíblicos hablan puntualmente de la fe.

Entonces, imagina todo el tiempo que ahorrarás buscando versículos sobre la fe en la Biblia.

Solo elige los que más te gusten y comienza a memorizarlos. ¡Llénate de la Palabra de Dios!

¿Estás listo? Empecemos.

1.- Habacuc 2:4

He aquí que aquel cuya alma no es recta, se enorgullece; mas el justo por su fe vivirá.

2.- Mateo 6:30

Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe?

3.- Mateo 17:20

Jesús les dijo: Por vuestra poca fe; porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible.

4.- Hechos 26:18

Para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados.

5.-. Romanos 1:17

Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.

6.- Romanos 3:28

Concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley.

7.- Romanos 3:30

Porque Dios es uno, y él justificará por la fe a los de la circuncisión, y por medio de la fe a los de la incircuncisión.

8.- Romanos 4:5

Más al que no obra, sino cree en aquel que justifica al impío, su fe le es contada por justicia.

9.- Romanos 5:1

Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.

10.- Romanos 5:2

Por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.

11.- Romanos 10:17

Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.

12.- Romanos 12:3

Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno.

13.- Romanos 14:1

Recibid al débil en la fe, pero no para contender sobre opiniones.

14.- Romanos 14:23

Pero el que duda sobre lo que come, es condenado, porque no lo hace con fe; y todo lo que no proviene de fe, es pecado.

15.- 1 Corintios 2:5

Que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.

16.- 1 Corintios 13:2

Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy.

17.- 1 Corintios 13:13

Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.

18.- 1 Corintios 15:14

Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe.


19.- 1 Corintios 16:13

Velad, estad firmes en la fe; portaos varonilmente, y esforzaos.

20.- 2 Corintios 5:7

Porque por fe andamos, no por vista.

21.- Gálatas 2:16

Sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado.

22.- Gálatas 2:20

Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.

23.- Gálatas 3:7

Sabed, por tanto, que los que son de fe, éstos son hijos de Abraham.

24.- Gálatas 3:14

Para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu.

25.- Gálatas 3:26

Pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús.

26.- Gálatas 6:10

Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe.

27.- Efesios 2:8

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios.

28.- Efesios 4:5

Un Señor, una fe, un bautismo.

29.- Efesios 6:16

Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno.

30.- Colosenses 2:7

Arraigados y sobreedificados en él, y confirmados en la fe, así como habéis sido enseñados, abundando en acciones de gracias.

31.- 1 Timoteo 3:13

Porque los que ejerzan bien el diaconado, ganan para sí un grado honroso, y mucha confianza en la fe que es en Cristo Jesús.

32.- 1 Timoteo 4:1

Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios.

33.- 1 Timoteo 4:12

Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.

34.- 1 Timoteo 5:8

Porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo.

35.- 1 Timoteo 6:10

Porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.

36.-. 1 Timoteo 6:11

Más tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre.

37.- 1 Timoteo 6:12

Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos.

38.- 2 Timoteo 2:22

Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor.

39.- 2 Timoteo 4:7

He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe.


40.- Tito 1:13

Este testimonio es verdadero; por tanto, repréndelos duramente, para que sean sanos en la fe.

41.- Hebreos 10:38

Más el justo vivirá por fe; Y si retrocediere, no agradará a mi alma.

42.- Hebreos 10:39

Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para preservación del alma.

43.- Hebreos 11:1

Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.

44.- Hebreos 11:3

Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.

45.- Hebreos 11:6

Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.

46.- Hebreos 11:32-33

¿Y qué más digo? Porque el tiempo me faltaría contando de Gedeón, de Barac, de Sansón, de Jefté, de David, así como de Samuel y de los profetas; que por fe conquistaron reinos, hicieron justicia, alcanzaron promesas, taparon bocas de leones.

47.- Hebreos 12:2

Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de Él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.

48.- Hebreos 13:7

Acordaos de vuestros pastores, que os hablaron la palabra de Dios; considerad cuál haya sido el resultado de su conducta, e imitad su fe.

49.- Santiago 2:1

Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor Jesucristo sea sin acepción de personas.

50.- Santiago 2:5

Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman?

51.- Santiago 5:15

Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados.

52.- 1 Pedro 1:7

Para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo.

53.- 1 Juan 5:4

Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe.

54.- Judas 1:20

Pero vosotros, amados, edificándoos sobre vuestra santísima fe, orando en el Espíritu Santo, conservaos en el amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna.

Finalmente

Espero que esta publicación haya sido de mucha bendición para tu vida.

Y si así lo fue, hazme saber abajo en los comentarios cuál fue tu versículos bíblico favorito.

Además, no olvides compartir este artículo en todas tus redes sociales.

Dios te guarde.
¡Vuelve pronto!

Deja Aquí tu comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente