¿Una pareja que cayó en fornicación será usada por Dios?

Consejos cristianos para jóvenes
La fornicación es uno de los problemas más comunes entre los jóvenes cristianos solteros.

Y es uno de los pecados que más se encubre dentro de la Iglesia. 

Además, es una de las causas principales por la que los jóvenes abandonan la congregación. 

Mientras que los pocos que se quedan, siguen viviendo como si nada hubiera pasado. 

Y peor aún, siguen siendo parte de la ministración a la Iglesia. 

Entonces surge la pregunta que es el tema de este artículo: ¿Puede una pareja que cayó en fornicación ser usada por Dios? 

La verdad es que, aunque suene algo ilógico, muchos “cristianos” creen que Dios seguirá usándolos porque Él los llamó al ministerio.

Sin embargo, la realidad es otra. 

Y aunque pidan perdón por el pecado que hicieron, no llegan a tener un verdadero arrepentimiento. 

Al final, terminan cediendo nuevamente al pecado. 

Pero vamos a ir un poco más allá y a conocer una verdad que no muchos te van a decir. 

Una verdad que pocos practican y que provoca iglesias más frías que el mismo Antártico. 

Si deseas saberlo, continúa leyendo hasta el final. 

1. La fornicación no es un pecado cualquiera

La fornicación (sexo antes del matrimonio), es uno de los pecados más complicados y difíciles de derrotar. 

Ataca directamente el propósito original para el cual fue creado el sexo. 

Cuando digo que la fornicación no es un pecado cualquiera, no me refiero sólo al sexo mismo. 

Sino a todas las cosas que involucra un encuentro sexual entre un hombre y una mujer. 

Porque mientras tú crees que sólo es sexo, lo que en realidad está pasando es que el alma de ambos se está uniendo entre sí. 

El cuerpo de ella con el de él sella un compromiso de intimidad que sólo les pertenecerá a ambos. 

Y en pocas palabras, ambos se pertenecen uno al otro. 

Es decir, están ligados hasta las profundidades de sus almas. 


Entonces, una pareja de jóvenes cristianos que cometió fornicación, no va a salir así de fácil de ese pecado. 

Porque como pasaron al límite de intimidad que sólo le pertenece a los esposos, creerán que tienen todo el derecho de marido y mujer. 

Y mientras no decidan restaurar su comunión con Dios, seguirán cometiendo el mismo pecado. 

Aunque digan que son fuertes. 

Podrán abstenerse unas pocas semanas, pero luego empezarán con caricias subidas de tono, y finalmente, volverán a acostarse otra vez. 

Incluso, durante el tiempo en el que se "abstienen", ambos podrían tener prácticas sexuales sin contacto físico. 

Como por ejemplo: 
  1. Llamadas subidas de tono.
  2. Fotos o vídeos íntimos.
  3. Pornografía o masturbación.

En pocas palabras, se abre la puerta hacia otros pecados sexuales. 

Y claro, como los planes de Satanás es verlos embarrados en pecado, él aprovechará cada situación. 


Pues como te dije antes, la fornicación (incluso el adulterio) no es un pecado cualquiera. 

Es un pecado que encadena hasta el alma. 

Que altera el diseño original del sexo y abre puertas a otros pecados sexuales. 

Y si no vienes arrepentido pronto a Dios, terminarás en un charco sucio de pecado, cuya agua te parecerá cristalina. 

2. Dios se aparta de una persona fornicaria

La fornicación no solo atenta contra la integridad de tu cuerpo, sino también con tu comunión con Dios. 

Ya que eres templo del Espíritu Santo, tu cuerpo contaminado por el pecado no puede ser su habitad. (1 Co. 6:19)

Triste es ver personas que siguen creyendo que Dios está a su lado a pesar de su pecado. 

Siguen ministrando en la congregación como si nada hubiera pasado. 

Y aunque a veces pudiera Dios obrar, la verdad es que lo hace por misericordia de otros. 

Pero no siempre es así. 

Porque el fin principal de todo pecado es apartarte de la comunión de Dios.


Lo triste es que muchos ni siquiera logran percibir el momento en que Dios se alejó por causa del pecado.

Sus vidas están tan adormecidas que ni si quiera se quebrantan con un verdadero arrepentimiento. 

¿Y sabes por qué lo digo? 

Porque muchas parejas que cayeron en fornicación lo siguen haciendo a pesar de su "arrepentimiento".


Aunque quizá no sea sexo, si están haciendo prácticas que sólo están permitidas dentro del matrimonio. 

Y como no existe penetración, creen que lo que hacen no es nada grave. 

Pero no es así. 

Aunque sean sólo "caricias", ya están pecando delante de Dios. 

En conclusión

Una pareja que cayó en fornicación jamás será usada por Dios. 

Aunque suene mezquino. 

El no habita en templo hecho por manos de hombre. 

Y aunque tengas todo el talento del mundo, Dios jamás respaldará lo que haces. 

Sin embargo, el momento en que hagas un genuino arrepentimiento y muestres frutos de ello, Dios mismo te levantará en gloria. 

Porque Él es Dios de segundas oportunidades. 

Ejemplo de ello fue Sansón. 

Así que por la salvación de tu alma y el de tu pareja, es mejor que repudien su pecado y se vuelvan a Cristo. 

Si no sabes cómo hacerlo, te invito a seguir los consejos de mi artículo ¿Qué hacer si caí en pecado sexual antes del matrimonio? 

Estoy seguro que encontrarás respuesta al tormento que sufre tu alma envuelta en el pecado de fornicación. 

Te ruego que no vayas a quedarte con este artículo tú solo. Compártelo con tus amigos y familiares. 

Dios quieres restaurar todas las vidas marcadas por este pecado. 

Además, si tienes alguna pregunta u opinión, no olvides dejarla abajo en los comentarios.

6 Comentarios

  1. Muchas gracias, bendiciones.mi caso es que Yo me iba a casar con una hermana de la iglesia,ya habíamos vivido juntos cuatro años, pero ella después del confinamiento por el covid, sé marchó y no ha regresado.Me dejó con las argollas de matrimonio hechas y no sé qué hacer. por favor ayúdeme,aconsejeme.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hola, gracias por leer y escribir.

      Por lo que noto en tu comentario es que has vivido 4 años en fornicación con esta mujer.

      Al no existir mayor compromiso en esta relación, más que la convivencia, no tienes más preocupación que arrepentirte de tus pecados.

      Si ella se fue, en cierto modo no tiene mayor afectación. No estabas casada con ella. Aunque hayan sido 4 años de convivencia. Ante los ojos de Dios no era más que una relación de fornicación.

      Así que lo que debes hacer ahora es arrepentirte y buscar restaurar tu relación con Dios. ¡Es lo más importante!

      Borrar
  2. Max rrecientemente el la cogregacion a la que asisto se dio un caso de esto el musico un joven con grantalento se hizo novio de una chica rrecien convertida y ella es menor de edad apenas 14 años aqui en mipais nicaragua x ser ella muy joven ni con el permiso de su mama se puede casarhasta los 17 ellos siguen asistienendo a las rreuniones el joven ya no ministra en el pulpito el nacio en el seno de la famila pastoral su madre es la mejor voz de la albanza la chica es virgen estan conviviendo el no puede aprtarse de ella pues a como dices tu en tu articulo ellos ya probaron y sera dificil la abstencion ademas su madre de la chica no la hevisto x una semana este pecado tiene grandes rrepercusiones es tan complicado estoy totalmente de acuerdo con tu rreflexion y yo me sienyo apesarada x que esto es un daño que el enemigo se salio con la suya cuantas vidas separadas de Dios y todo el tiempo que este joven ya no ministre en el altar pienso que lo desanimara y lo arrojara al mundo ,tristemente es como un cancer la fornicacion gracias Dios te bendiga

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Es muy triste esto que me comentas. Y más siendo ella tan joven, y él habiendo sido tan usado por Dios. Pero así es cuando nos dejamos dominar por nuestro pecado.

      A ti y a quienes conocen esta pareja, les queda orar e interceder por ellos. Pedir a Dios que tenga misericordia por sus vidas y que pronto puedan venir al rebaño otra vez.

      Si bien es cierto el pecado aleja nuestras vidas de Dios, también es cierto que Dios da segundas oportunidades. ¡Confiemos en Él!

      Dios te guarde siempre. :)
      ¡Vuelve pronto!

      Borrar
  3. Hola a mi me pasó un caso similar, yo cometí pecado con el hijo del pastor y el servía en la alabanza así que sus papás lo obligaron a casarse conmigo, la verdad es que no siquiera lo amo y ya estoy casada con el, no sé si aún así Dios pueda usarnos, ya estando casada con el.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Estimada, tu caso es el caso de varias mujeres cristianas. En el que tienen que vivir al lado de un hombre que no aman. Para empezar, creo que eso se pudo haber evitado. Se pudo haber dicho que no.

      Segundo, ahora que ya están casados, claro que Dios puedes usarlos. Él es un Dios de segundas oportunidades. Así que, con toda confianza te digo esto. Pero tienen que pasar el proceso de restauración. No es solo porque se casaron y ya.

      Espero esto pueda ayudarte. Quedo a la espera de saber como te está yendo.

      Dios te guarde siempre.
      ¡Vuelve pronto!

      Borrar

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente