29 Versículos bíblicos sobre la ansiedad

versiculos-biblicos-ansiedad
Esta lista de 29 versículos bíblicos sobre la ansiedad, tiene como finalidad el ayudarte en aquellos momentos donde sientes que el miedo te paraliza.

Pero, un ataque de ansiedad, puede ser en cierto modo una parte normal de tu vida.

Por ejemplo, cuando estás frente al público o en un examen de la universidad.

Sin embargo, las personas con trastorno de ansiedad tienen con frecuencia preocupaciones, miedos intensos, ansiedad por comer o ansiedad social.

Y como vivimos en un mundo donde cada vez somos más instantáneos, la ansiedad se ha convertido en una situación cotidiana de cada individuo.

Situación que en la búsqueda de un tratamiento para la ansiedad, se vuelve estresante y una vía rápida para la muerte.

Pero no te preocupes.

¡Dios tiene el mejor tratamiento para la ansiedad!

No se trata de fármacos o medicamentos para ayudarte a controlar la ansiedad y estrés.

Sino que es Palabra de vida que transformará tu alma por completo.

Aquí tienes esta maravillosa lista con el mejor tratamiento para la ansiedad que puedes encontrar.

Disfruta de cada versículo bíblico y deja que el Espíritu Santo te ayude.



#1.
Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.
Filipenses 4:6

#2.
Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.
Filipenses 4:7

#3.
Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.
1 Pedro 5:7

#4.
Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?
Mateo 6:25

#5.
No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos?
Mateo 6:31

#6.
Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.
Mateo 6:34

#7.
En la multitud de mis pensamientos dentro de mí, tus consolaciones alegraban mi alma.
Salmos 94:19

#8.
Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.
Josué 1:9

#9.
La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.
Juan 14:27

#10.
Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.
2 Timoteo 1:7

#11.
Quita, pues, de tu corazón el enojo, y aparta de tu carne el mal; porque la adolescencia y la juventud son vanidad.
Eclesiastés 11:10

#12.
Se deshace mi alma de ansiedad; susténtame según tu palabra.
Salmos 119:28

#13.
¿Y quién de vosotros podrá con afanarse añadir a su estatura un codo?
Lucas 12:25

#14.
La congoja en el corazón del hombre lo abate; más la buena palabra lo alegra.
Proverbios 12:25

#15.
... digan a los de corazón temeroso: «Sean fuertes, no tengan miedo. Su Dios vendrá, vendrá con venganza; con retribución divina vendrá a salvarlos».
Isaías 35:4


#16.
Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza, nuestra ayuda segura en momentos de angustia. Por eso, no temeremos aunque se desmorone la tierra y las montañas se hundan en el fondo del mar.
Salmos 46:1-2

#17.
Por lo tanto, pónganse toda la armadura de Dios, para que cuando llegue el día malo puedan resistir hasta el fin con firmeza.
Efesios 6:13

#18.
¿A quién tengo en el cielo sino a ti? Si estoy contigo, ya nada quiero en la tierra. Podrán desfallecer mi cuerpo y mi espíritu, pero Dios fortalece mi corazón; él es mi herencia eterna.
Salmos 73:25-26

#19.
El Señor mismo marchará al frente de ti y estará contigo; nunca te dejará ni te abandonará. No temas ni te desanimes.
Deuteronomio 31:8

#20.
Pero yo siempre estoy contigo, pues tú me sostienes de la mano derecha. Me guías con tu consejo, y más tarde me acogerás en gloria.
Salmos 73:23-24

#21.
Cuando en mí la angustia iba en aumento, tu consuelo llenaba mi alma de alegría.
Salmos 94:19

#22.
Pero los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán.
Isaías 40:31 

#23.
El Señor es quien te cuida, el Señor es tu sombra protectora. De día el sol no te hará daño, ni la luna de noche. El Señor te protegerá; de todo mal protegerá tu vida. El Señor te cuidará en el hogar y en el camino, desde ahora y para siempre.
Salmos 121:5-8

#24.
Aun si voy por valles tenebrosos, no temo peligro alguno porque tú estás a mi lado; tu vara de pastor me reconforta.
Salmos 23:4

#25.
Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa.
Isaías 41:10

#26.
Busqué a Jehová, y él me oyó, y me libró de todos mis temores.
Salmos 34.4

#27.
El Señor es mi luz y mi salvación; ¿a quién temeré? El Señor es el baluarte de mi vida; ¿quién podrá amedrentarme? Cuando los malvados avanzan contra mí para devorar mis carnes, cuando mis enemigos y adversarios me atacan, son ellos los que tropiezan y caen. Aun cuando un ejército me asedie, no temerá mi corazón; aun cuando una guerra estalle contra mí, yo mantendré la confianza.
Salmos 27:1-3

#28.
Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!
Romanos 8:15

#29.
Confía en el Señor de todo corazón, y no en tu propia inteligencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él allanará tus sendas.
Proverbios 3:5-6

Finalmente

Dime abajo en los comentarios, ¿qué versículo bíblico es el que más te ha impactado? Y si crees que puede ayudar a alguien más, no olvides compartirlo.

Además, si deseas compartir alguna experiencia que hayas tenido con la ansiedad, estaré muy atento a tu testimonio.

Deja Tu Comentario Aquí

Artículo Anterior Artículo Siguiente