5 Razones para no iniciar un noviazgo cristiano

Consejos cristianos de Noviazgo cristiano
El noviazgo cristiano es la etapa más deseada por los jóvenes y adolescentes.

Una etapa en donde, sin una guía adecuada, muchos cometen graves errores.

Cómo por ejemplo, creer que por tener más de 15 años de edad, ya estás listo para tener pareja.

Pensando en eso, he escrito esta lista con 5 razones por las que no estás preparado para iniciar un noviazgo cristiano.

Tómalo con calma y léelo sabiamente.

Mi intención no es que te cases en las bodas del cordero.

Sino que vivas una etapa de noviazgo cristiano, honrando a Dios, a tus padres y tú pareja.

¿Estás preparado?

Continúa leyendo hasta el final. Será de bendición.

1.- Crees que con una pareja serás feliz

Hay quienes creen que estar al lado de alguien es la mejor forma de encontrar la felicidad.

Pues te tengo una mala noticia: si no eres feliz solo, olvídate de que lo serás encontrando a tu media naranja.

Porque creas o no, tú no necesitas una pareja para ser feliz.

Sin embargo, la corriente de nuestros días dice que si no tienes una pareja, jamás serás feliz.

Pero abrazar esta idea puede acarrear mucho dolor y sufrimiento.

Porque muchas de las personas que buscan su felicidad en alguien más, terminan convirtiéndose en esclavos por ese "amor".

Al punto de ser capaces de soportar golpes, humillaciones, y toda clase de bajezas.

El actor Robin Williams dijo una vez:
Solía pensar que la peor cosa de la vida era terminar solo. No lo es. Lo peor de la vida es terminar con una persona que te hace sentir solo.

Y cuánta verdad tiene este pensamiento.

Porque podrías estar con una persona pensando que serás feliz, y terminar tu vida en profunda soledad.

Así que antes de siquiera querer estar con una persona, pregúntate si eres feliz contigo mismo.

Si eres feliz con sus errores, con sus defectos, con tus fracasos y tus aciertos.

Y sin verdad es así, entonces no necesitarás a una persona para ser feliz. Si no para complementar aquellas cosas que por naturaleza te hacen falta.

Este concepto es respaldado por la palabra de Dios a través del segundo gran mandamiento.

En donde se nos pide amar a nuestro prójimo como a uno mismo.

Y si no te amas a ti mismo, jamás podrás amar a alguien más.
 

2.- Sales con alguien solo por diversión

Hay quienes en esto ya se han convertido en expertos.

Salir con alguien tomando todo por diversión ya no se les hace complicado, y hasta disfrutan de ello.

Pero aunque crean que nunca pasará nada, terminan en algún momento enamorados y sufriendo tal como lo hicieron con otras personas.

Muchos no toman en cuenta los peligros de salir con alguien solo por diversión.

Se olvidan que la persona con quien salen podría terminar con los sentimientos lastimados, y cosechando un odio eterno hacia el amor.

Lo más triste es que este tipo de prácticas es muy común hoy en día.

Tal parece que hombres y mujeres disfrutan de relaciones pasajeras, sin ningún compromiso, y sin mirar el daño que podrían causar.

Claro, si vivimos en una sociedad en donde por todos lados te grita: ¡Ama como quieras!

Es decir, si quieres amar intensamente a una persona, hazlo, y si no, eres libre de buscar otras opciones.

La mayor cobardía de un hombre es despertar el amor de una mujer sin tener la intención de amarla incondicionalmente.
— Frase Popular

Y lo más triste es que los hijos de Dios están actuando de este modo.

Creen que mientras no caigan en fornicación (sexo antes del matrimonio), son libres de hacer lo que les plazca.

Sin embargo, el estar en una relación sólo por diversión, también es una forma de no amar a tu prójimo.

Y eso es pecado.

Porque el que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado. (Stg. 4:17)

Así que deseo que reflexiones en el estilo de vida que estás llevando ahora mismo.

Seas o no cristiano, vivir así no te traerá nada bueno.

Porque, aparte de ser juzgado y condenado por Dios, en cualquier momento tú podrías ser quien sufra por amor.

Y sentirás en carne propia todo el dolor que sembraste por "amar" solo por diversión.

3.- Buscas identidad en una relación

Las personas a diario buscan encontrarle sentido a sus vidas mediante otras personas.

Hombres y mujeres quieren saber su identidad compartiendo sus vidas con sus parejas.

Quieren apaciguar los fantasmas de su pasado, disfrazándose de amor hacia otra persona.

Es por eso que se puede ver a mujeres soportando hombres machistas, golpeadores y altamente celosos.

Y hombres soportando a mujeres celosas, manipuladoras y altamente posesivas.

Por lo general, las personas que soportan este tipo de bajezas, son personas sin carácter.

Que creen que deben seguir aguantando todo esto, con tal de seguir teniendo dinero, clase social, fama, etc.

Y esto es algo que también puede verse dentro de los cristianos.

Sin embargo, todo esto es efímero.

Tu valor no se encuentra en una relación, pero si en Dios.

Porque mientras tengas todo lo que esa persona te da, serás feliz. Sin embargo, en el momento que todo termine, tu mundo se desmoronará.

Y en ese cataclismo emocional, es cuando aparecen conductas que te vuelven irreconocible.

Pues hay personas que incluso llegan a suplicar de rodillas por ese “amor”.

Esto debido a que, ya no pueden imaginarse un mundo sin esa persona a su lado.

En otras palabras, se vuelven completamente dependientes de quienes dicen “amar”.

Así que, no salgas con alguien esperando que te dé el sentido de valor que Jesús tiene como intención darte.

Cuando pones tu valor sobre los hombros de otra persona, es inevitable que termines defraudado y decepcionado.


4.- Solo lo haces por atracción física

El amor físico es un instinto natural, como el hambre y la sed; pero la permanencia del amor no es un instinto.
— André Maurois

Lamentablemente en estos últimos años el amor genuino ha sufrido un gran cambio.

Ya no es más aquel sentimiento que unía a las parejas con íntima devoción.

Ahora el amor se ha reducido a nada más que sexo y atracción física.

Y lo puedes notar a tu alrededor.

En la televisión, en la música, en las redes sociales, hasta en la sociedad misma.

Todo el mundo cree que amar a una persona es ser bueno en la cama, y adorar su atractivo físico.

¡Así es como están adoctrinando a nuestros jóvenes y adolescentes!

Y si estás creyendo que amas a una persona porque tiene lindo rostro y precioso cuerpo, pues estás haciendo una malísima elección.

Tu amor es superficial, no genuino.

Es decir, cuando veas a una persona mucho más bella que la persona que tienes al lado, correrás detrás de esta nueva conquista.

Jamás tendrás plenitud de gozo con una persona, porque nadie llenará tus expectativas.

¿O crees que el amor inicia así como en la rosa de Guadalupe?

En donde una joven se topa con un muchacho de buena apariencia, da un suspiro y dice: “lo amo, es tan lindo”.

¡No!

Ese no es el modo en el que se construye una verdadera relación de pareja.

Mejor pregúntate qué tan atrayente es la belleza del alma de esta persona.

Y si es una mujer u hombre que ama a Dios y a su prójimo.

Porque caras vemos, corazones no sabemos.

5.- No deseas asumir un compromiso

Muchos hombres y mujeres que quieren iniciar una relación sentimental, lo hacen sin la menor intención del compromiso.

Al parecer todo el mundo quiere tener una pareja, pero nadie quiere asumir el compromiso de conservar la relación para toda la vida.

Dicen que el matrimonio es aburrido; que es mejor probar para conocer, antes que cometer errores.

Y lamentablemente, este tipo de pensamiento también se ha metido entre los hijos de Dios.

Se han malinterpretado las relaciones sentimentales, asumiendo esta etapa como un desfogue emocional.

Prueban aquí, prueban allá. Haber con cuál pareja funcionará.

Y les parece algo normal.

Creen que para eso existe el enamoramiento (noviazgo).

Y en algunas ocasiones, los cristianos suelen pensar que así se debe pasar hasta dar con el "propósito de Dios".

¡Que gran mentira!

Finalmente

Cada una de estas razones tienen como finalidad crear conciencia en tu vida.

Si eres sabio y entendido, aceptarás el consejo y cambiarás el rumbo de tu camino.

De lo contrario te mofarás, me llamarás anticuado y legalista.

Pero creeme, todo esto ya lo he vivido.

Y deseo que guardes tu corazón en integridad, para la persona que Dios tiene para ti.

Al hacer esto te evitarás dolores, amarguras y un corazón en mil pedazos.

Oro por ti para que Dios te de sabiduría y sensatez.

Y no olvides que si este artículo ha sido de bendición para tu vida, compártelo en tus redes sociales.

Cualquier opinión o consulta, puedes dejarlo abajo en los comentarios.

Deja aquí tu comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente