3 Razones por las que el ángel de Jehová es Dios

¿Quién es el ángel de Jehová?
El ángel de Jehová es una frase que se usa en el Antiguo Testamento para referirse a un ser muy especial y diferente a un ángel común.

Su identidad está revelada a lo largo de muchos relatos que se encuentran, principalmente en el Antiguo Testamento.

Y al analizar cada mención del ángel de Jehová, llegamos a la conclusión de que no fue un ángel cualquiera, sino una manifestación de Dios.

Pues tanto en el A.T como en el N.T hay menciones de ángeles ("ángeles del Señor" o "un ángel de Dios"), pero ninguno se menciona usando el artículo "el".

Ejemplo de esto tenemos a un ángel del Señor que se le apareció a José en Mateo 1:20, o los ángeles que visitaron a Lot antes de destruir a Sodoma y Gomorra (Gen. 19:1).

Además, después del nacimiento de Jesús y en todo el Nuevo Testamento, nunca más se hace mención al ángel de Jehová.

Por lo tanto, se puede decir sin duda que el ángel de Jehová es una aparición física de Dios.

Y si es así, ¿quién es el ángel de Jehová? Pues nada más y nada menos que Jesucristo, la segunda persona de la trinidad. El único mediador entre Dios y los hombres.

¿Quieres saber porqué he llegado a esta conclusión?

Pues a continuación te brindo 3 razones por las que el ángel de Jehová es Dios. 

Y estoy seguro que el tema de hoy será una bendición para tu vida.

Empecemos.


{tocify} $title={Contenido de este Post}

1. El ángel de Jehová es llamado Jehová o Dios

Durante la interacción de el ángel de Jehová con algunos seres humanos, estos le reconocieron como Jehová o Dios (Gen. 16:13).

Y hasta el mismo ángel de Jehová, en la aparición a Moisés, le dijo que Él era Dios de sus padres (Ex. 3:6).

Es más, notarás a continuación otras referencias en la Biblia sobre esta afirmación.

a). Cuando se apareció a Manoa y su mujer

Y el ángel de Jehová no volvió a aparecer a Manoa ni a su mujer. Entonces conoció Manoa que era el ángel de Jehová. Y dijo Manoa a su mujer: Ciertamente moriremos, porque a Dios hemos visto. (Jue. 13:21-22)

b). Cuando se apareció a Moisés

Y dijo: Yo soy el Dios de tu padre, Dios de Abraham, Dios de Isaac, y Dios de Jacob. Entonces Moisés cubrió su rostro, porque tuvo miedo de mirar a Dios. (Ex. 3:6)

c). Cuando se apareció a Gedeón

Viendo entonces Gedeón que era el ángel de Jehová, dijo: Ah, Señor Jehová, que he visto al ángel de Jehová cara a cara. Pero Jehová le dijo: Paz a ti; no tengas temor, no morirás. (Jue. 6:22-23)

d). Cuando le apareció a Jacob

Yo soy el Dios de Bet-el, donde tú ungiste la piedra, y donde me hiciste un voto. Levántate ahora y sal de esta tierra, y vuélvete a la tierra de tu nacimiento. (Gn. 31:13)

e). Cuando le apareció a Agar

Entonces llamó el nombre de Jehová que con ella hablaba: Tú eres Dios que ve; porque dijo: ¿No he visto también aquí al que me ve? (Gen. 16:13)

f). Cuando le apareció a Abraham

Y dijo: Por mí mismo he jurado, dice Jehová, que por cuanto has hecho esto, y no me has rehusado tu hijo, tu único hijo. (Gen. 22:16)

2. El ángel de Jehová actúa como Dios

Ningún ángel en la Biblia se toma atribuciones que solo le pertenecen a Dios.

Por ejemplo, en la conversación con Agar, el ángel de Jehová dice: "Multiplicaré tu descendencia". (Gen. 16:10)

Es decir, el ángel de Jehová está diciendo que él multiplicará la descendencia de Agar.

Si no fuera así, diría: "Jehová multiplicará tu descendencia".

Otro caso en el que el ángel de Jehová actúa como Dios es junto a Manoa y su mujer.

Manoa le ofrece de comer, pero el ángel de Jehová le pide un sacrifico (Jue. 13:15).

Y en el momento del sacrifico, el ángel de Jehová subió al cielo en medio de la llama que este provocaba (Jue. 13:20).

Un tercer caso en el que el ángel de Jehová actúa como Dios es junto a Moisés.

En medio de la zarza ardiente el ángel de Jehová dijo a Moisés que había visto la aflicción de Israel en Egipto (Ex. 3:7).

Y que había descendido para librarlos de mano de los egipcios y llevarlos a una buena tierra (Ex. 3:8).

Como verás. este ángel se toma atribuciones que solo le pertenecen a dios.

Pues a lo largo de la Biblia ningún ángel permite que se le adore.

Yo Juan soy el que oyó y vio estas cosas. Y después que las hube oído y visto, me postré para adorar a los pies del ángel que me mostraba estas cosas. Pero él me dijo: Mira, no lo hagas; porque yo soy consiervo tuyo, de tus hermanos los profetas, y de los que guardan las palabras de este libro. Adora a Dios. (Ap. 22:8-9)

Y solamente a Dios es quien se le rinde sacrificio. Ni siquiera un ángel es digno de esto (Is. 42:8).


3. El ángel de Jehová es parte de la trinidad

Esto puede sonar algo descabellado, pero hay indicios bíblicos que nos llevan a creer que el ángel de Jehová es parte de la trinidad.

Para empezar, hay ocasiones en las que el ángel de Jehová se muestra diferente a Jehová y es enviado por Jehová (valga la redundancia).

Respondió el ángel de Jehová y dijo: Oh Jehová de los ejércitos, ¿hasta cuándo no tendrás piedad de Jerusalén, y de las ciudades de Judá, con las cuales has estado airado por espacio de setenta años? Y Jehová respondió buenas palabras, palabras consoladoras, al ángel que hablaba conmigo. (Zac. 1:12-13)

Y cuando el ángel extendió su mano sobre Jerusalén para destruirla, Jehová se arrepintió de aquel mal, y dijo al ángel que destruía al pueblo: Basta ahora; detén tu mano. Y el ángel de Jehová estaba junto a la era de Arauna jebuseo. Y David dijo a Jehová, cuando vio al ángel que destruía al pueblo: Yo pequé, yo hice la maldad; ¿qué hicieron estas ovejas? Te ruego que tu mano se vuelva contra mí, y contra la casa de mi padre. (2 Sam. 24:16-17)

Por otro lado.

Durante la conversación de Manoa con el ángel de Jehová, Manoa pregunta cuál es el nombre del ángel (Jue. 13:17).

A lo que el ángel de Jehová le responde: "¿Por qué preguntas por mi nombre, que es admirable?" (Jue. 13:18).

Y si haces memoria, recordarás que quien es llamado admirable es, Jesucristo (Is. 9:6).

Que no te sorprenda esto que digo.

Pues muchos estudiosos de la Biblia coinciden en que el ángel de Jehová es Jesucristo pre-encarnado.

Es decir, es una de sus muchas apariciones relatadas en el Antiguo Testamento.

Apariciones a las que se le conoce como Cristofanía.

Un ejemplo de estás cristofanías en el A.T es la que ocurrió en Peniel.

Así se quedó Jacob solo; y luchó con él un varón hasta que rayaba el alba. Y cuando el varón vio que no podía con él, tocó en el sitio del encaje de su muslo, y se descoyuntó el muslo de Jacob mientras con él luchaba. Y dijo: Déjame, porque raya el alba. Y Jacob le respondió: No te dejaré, si no me bendices. Y el varón le dijo: ¿Cuál es tu nombre? Y él respondió: Jacob. Y el varón le dijo: No se dirá más tu nombre Jacob, sino Israel; porque has luchado con Dios y con los hombres, y has vencido. Entonces Jacob le preguntó, y dijo: Declárame ahora tu nombre. Y el varón respondió: ¿Por qué me preguntas por mi nombre? Y lo bendijo allí. Y llamó Jacob el nombre de aquel lugar, Peniel; porque dijo: Vi a Dios cara a cara, y fue librada mi alma. (Gen. 32:24-30)

Precisamente es Jacob quien nos revela la identidad de este hombre: "Vi a Dios cara a cara" (Gen. 32:30).

Ahora. ¿Por qué suponer que Jesucristo es el ángel de Jehová?

Primero, porque dice las Escrituras que a Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, Él le ha dado a conocer (Jn. 1:18).

Esta afirmación es avalada por 1 Timoteo 2:5, en la que se dice que el único mediador entre Dios y los hombres, es Jesucristo.

Además, el Padre y el Espíritu Santo son invisibles, pero se hacen visibles en la persona de Jesucristo.

Segundo, suponemos que Jesucristo es el ángel de Jehová, porque Él existe en la eternidad desde antes que todo fuera hecho (Jn. 17:5).

Él estaba presente en el momento de la creación (Gen. 1:26; Jn. 1:1-4), y Él mismo dice que existió antes de que Abraham fueses (Jn. 8:58).

Y tercero, hay ocasiones en las que existen Cristofanías no como el ángel de Jehová, sino solo como Jehová (Dios).

Por ejemplo, cuando se presentaron 3 varones delante de Abraham, uno de ellos es identificado como Jehová (Gen. 18:1-13).

Otro ejemplo es con Jacob en Peniel. Él revela que había visto a Dios cara a cara (Gen. 32:24-30).

Conclusión

El entendimiento de la identidad del ángel de Jehová es la revelación de la preexistencia de Jesús, la segunda persona de la trinidad.

Con esto puedes confrontar las dudas con respecto a la trinidad de nuestro Dios.

Teniendo en claro que Jesús no es un ser creado, ni que existe solo a partir de su nacimiento.

Él es el alfa y el omega, el principio y el fin (Ap. 1:8). Él existe en Dios desde antes de la eternidad (Jn. 17:5).

Por lo tanto, ya sea que el ángel de Jehová sea una aparición pre-encarnada de Jesucristo (Cristofanía) o de Dios el Padre (Teofanía), no hay dudad que la frase "el ángel de Jehová", identifica a una aparición física de Dios.

Y es así como hemos llegado al final de este artículo. Espero que sea de mucha ayuda y bendición para tu vida.

Recuerda dejar tu opinión sobre este tema abajo en los comentarios, y compartir este artículo en todas tus redes sociales.

Dios te guarde.
¡Vuelve pronto!

Deja Tu Comentario Aquí

Artículo Anterior Artículo Siguiente