¿Cómo evitar un noviazgo cristiano que destruya tu vida?

noviazgo-cristiano-destructivo
El noviazgo cristiano es cada vez más una preocupación constante en los jóvenes y adolescentes.

Respiran, caminan, comen y hacen cualquier otra actividad pensando en cómo conquistar a la chica que conocieron recientemente en la escuela, la iglesia o el vecindario. 

Y no digas que no. Es muy fácil darse cuenta cuando una persona le presta demasiado interés a alguien. 

Mi intención con este artículo no es obligarte a reprimir tus emociones y sentimientos. Al contrario, quiero que descubras la manera correcta de tener un noviazgo cristiano conforme al propósito de Dios y con ello ser feliz íntegramente. 

¿Estás listo? 

Sigue leyendo y descubre estos 3 consejos que tengo para ti con los cuales aprenderás a honrar a Dios con tu vida y esperar lo mejor en Él, y si es tu deseo, no herir a nadie ni herirte en el intento. 

1.- ¿Por qué apresurarse en tener una relación romántica?

Por estos días es muy raro ver a un joven o adolescente soltero, y si lo están, se encuentran en la búsqueda desenfrenada de un noviazgo cristiano. 

Pero el problema no es que estén buscando pareja, siendo que Dios mismo nos dotó de esa necesidad de compañía y el requerimiento de nuestros cuerpos por estar al lado de quien amamos, sino más bien en la forma apresurada con la que buscan estar con una persona. 

Si no estás interesado en casarte con esa persona, es mejor que no la alientes a entablar una relación romántica. ─Max Damián

Nuestra soltería es un regalo. 

Evita usar tu regalo de manera incorrecta y emplea tu tiempo de soltería en buscar madurez emocional y espiritual, alcanzar tus sueños, ser profesional y aprender a servir en la obra de Dios. 

Disfruta cada etapa de tu vida. 

No creas que vas a morir si es que ahora no puedes tener pareja, al contrario, siendo paciente evadirás dolores del alma y heridas en el corazón, y evitarás lastimar a otra persona en tu afán de "buscar el amor de tu vida".

2.- Evita los amores fugaces

Me asombra la rapidez con la que los jóvenes —hombres y mujeres— consiguen estar con otra persona tan pronto han terminado un noviazgo cristiano. 

Muchos de ellos no consiguen ni siquiera sanar sus corazones lastimados y ya se encuentran haciendo honor al adagio popular "Un clavo saca a otro clavo".

Muchos de los que tienen amores fugaces, o varias relaciones románticas a la vez, solo están intentando ocupar un vacío en sus corazones. 

Un vacío que ellos creen puede ser llenado con el afecto de una persona. 

Sin embargo, sin percatarse ya perdieron la cuenta de la cantidad de personas a las que han lastimado sus sentimientos y, cuyo acto, les ha llevado a endurecer su propio corazón. 

El mismo acto que termina convirtiéndote en alguien frío, sin sentimientos, con el único propósito de causar en otra persona lo mismo que te hicieron a ti (Jr. 17:9). 

La resultante de esta problemática es que cuando aparezca la mujer que Dios a guardado para ti y tengas tus sentimientos heridos sin haber sido sanados, no sabrás como cuidar de ese amor, lastimarás a esa persona, y finalmente habrás perdido a quien Dios te envió directamente de su mano (Pr. 4:23). 


3.- Espera lo que DIOS tiene para ti

Hay muchos adolescentes y jóvenes que han dicho: "Voy a esperar en Dios", pero ellos mismos están envueltos en relaciones de amistad condicionadas. 

Buscando "amistad" con el sexo opuesto indagan una posibilidad de tener un noviazgo cristiano. 

Prueban aquí, prueban allá y si no funciona, siguen intentando. Más sin saberlo corren el riesgo de caer atrapados en actos de intimidad que los marcaran para siempre. 

Y puedo comprender tu postura cuando te menciono que debes esperar en Dios. 

¿Cómo poder esperar si mis amigos se pasean con sus parejas en mí delante? —Podrás preguntarte—, pero es muy sencillo entender esto de esperar en Dios. 

Pues el motivo principal por el que tienes que ser paciente es porque debes demostrar que tu adoración no está condicionada a ningún motivo. Eso incluye también el tener o no pareja. 

Que mis sentimientos y emociones estén sujetas a DIOS significa que debo aprender a ver a las demás jóvenes como hermanas en Cristo, no como potenciales parejas. ─Max Damián

¿Pero mis amigos no son cristianos y tienen pareja? —puedes volver a preguntarte. Pero el hecho de que ellos tengan pareja no les da la plena seguridad de ser felices. 

Muchos de tus amigos no terminarán casados con la persona que ahora tienen en su relación romántica. 

Otros, al casarse con cierta persona lo harán porque tienen un compromiso fuerte como un bebé en camino, una ilusión enorme o cosas similares. ¿Eso esperas que te pase también? 

En Conclusión

Mi intención no es animarte a reprimir tus sentimientos y que termines consagrándote como un solterón eterno. 

En cambio, procuro que le prestes el tiempo debido para cada etapa de tu vida, sin ser apresurado, y ocupar el tiempo de tu soltería en actividades que te permitan desarrollarte íntegramente como persona y como cristiano. 

Recuerda que los amores fugaces no dejan nada bueno y su rastro te puede marcar para toda la vida. 

¿La solución? 

Esperar en Dios (Sal. 40:1), sin enloquecer ni procurar hacer las cosas a la ligera, ya que las decisiones tomadas apresuradas siempre traen malos resultados. 

Hazme saber abajo en los comentarios ¿qué te ha parecido estos consejos? ¿Crees que deberíamos incluir otro consejo para evitar un noviazgo que destruya tu vida?

2 Comentarios

  1. Muy buebueno este artículo, es una bendición de Dios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno que los disfrutes Alex. Espero verte más seguido por aquí.
      Saludos ;)

      Eliminar

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente