¿Qué hacer cuando la iglesia ignora el potencial de los jóvenes?

temas-para-jovenes-cristianos
Recuerdo aun estar vivo cuando escuchaba a mi pastor decir: "Es pecado que vayas al seminario. Allá están más peor que nosotros. Si quieres ser pastor, eso lo da DIOS, no un seminario teológico". Después de esas palabras morí.

Recuerdo también los intentos que hice para que el pastor me diera su firma de autorización para estudiar en el seminario. Nunca lo hizo.

En mis viejas memorias también están aquellas veces en que le di ideas evangelisticas a ese mismo pastor que no me permitió ir al seminario.

Quise juntamente con los jóvenes visitar hospitales, centros de rehabilitación, orfanatos, etc., pero nunca funcionó. Seguí siendo rechazado.

Esas ideas en vez de dar oportunidad a que el pastor permitiera que trabaje en la obra de DIOS me convertía en el revolucionario de mentes, en el chico de ideas locas y fuera del contexto "espiritual".


No entendía cómo es que expresar mis ideas para alcanzar nuevas vidas para Jesús me estaba convirtiendo en alguien mal visto.

Cómo adolescente —más tarde como joven— estos rechazos golpeaban mi espíritu y me causaban desánimos y deseos de quedarme en casa a mirar la televisión.

No faltaban quienes decían: "se paciente, es DIOS actuando en todo momento", y claro, siempre he sido y sigo siendo paciente a pesar de mis años.

A todo esto, lo importante no es haberte compartido un pedacito de lo que sufrí hace un tiempo atrás, sino animarte a que si estás pasando por un momento similar no te quedes quieto, comienza a provocar las oportunidades.

Recuerda esto: “Dios usa a aquellos que están ocupados”.

Y sin hacer apología de la rebeldía, te sugiero que comiences a desarrollar todo aquello que te están impidiendo hacer. Dios te llama y él te respalda.

Si quieres, por ejemplo, predicar, comienza predicando en tu escuela o universidad. Si lo tuyo es la música, comienza a impartirla con tus amigos o familiares. Hagas lo que hagas úsalo para hablar de Jesús a otros.

En cambio si lo que buscas es hacerte famoso para que la gente te aplauda y te aclame, créeme, te diriges por un mal camino.

jovenes-cristianos-evangelizando
Adolescentes con los que trabajamos un proyecto de clown evangelistico a hospitales.

Entiendo lo que se siente ser ignorado, que no nos hagan caso y que traten nuestras ideas —en la iglesia— como papel al tacho.

¿Sabes que hice durante el tiempo que rechazaban mis ideas? Las comencé a escribir una a una sabiendo que en el tiempo de DIOS las podría realizar sin más obstáculos (Isaías 55:9).

En ninguna de las dos cartas del Apóstol Pablo al joven Timoteo podemos encontrar que este haya querido impedir que Timoteo se desarrolle ministerialmente, o que no forme parte de la expansión del evangelio. Más bien, notamos que Pablo anima, instruye y forma a Timoteo para el ministerio.


Si te preguntas: ¿Que hago si llevo años esperando que incluyan y tomen en cuenta mis ideas para el ministerio?

Lo que tienes que saber es que no siempre los NO que te digan vienen de DIOS para hacerte esperar, sino para probar que lo que tu anhelas desarrollar no es emocionalismo, sino una convicción real de expandir el reino de los cielos.

max-damian-joven-predicador
Nuestro evangelismo también tuvo como estrategia la ayuda social.

Y por favor líderes y pastores —si es que me están leyendo— no cometan el mismo error que cometió mi pastor.

Sus jóvenes tienen toda una montaña de ideas queriendo ser expresadas y escuchadas Si los detienen verán ante sus narices en un éxodo juvenil de la iglesia al mundo.

Están en la obligación de preparase para aprender a entender la mente de un adolescente y de un joven que no es como la de ustedes.

Es mucho mejor tenerlos haciendo algo en la iglesia que haciendo de todo en una discoteca, en un bar, etcétera.

Mientras tú le dices NO a un joven, el mundo le presenta mil oportunidades.

Así que la próxima vez que vayas a rechazar a uno de estos pequeñitos no olvides a Mateo 18:6.

En conclusión.
Los adolescentes y jóvenes tienen un maravilloso potencial. Se los digo desde mi experiencia personal.

Así que no duden en explotar todo lo que ellos son para alcanzar a otros para Cristo. En vez de verlos como extraños y peligrosos, úsenlos para ganar a otros jóvenes sin olvidar que deben caminar junto a ellos paso a paso.

¿De qué manera crees que podemos involucrar a los jóvenes y adolescentes en la iglesia e impedir que se sientan rechazados y la abandonen? Déjame tu opinión en los comentario.

Publicar un comentario

2 Comentarios

  1. La verdad yo te entiendo a veces yo me siento como sobrando en la iglesia, como juzgado y rechazado y prefiero quedarme en casa mirando tv o haciendo otra cosa :(

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Querido Jhon, me agrada mucho poder leerte y al mismo tiempo siento tristeza por lo que te está pasando. No podría decirte con exactitud el por qué en la iglesia te rechazan, pero puedo ayudarte animándote a salir del solo hecho de quedarte en casa a mirar TV. Tú tienes un potencial que muchos no. Eres un instrumento en las manos de Dios y eso debe ser el impulso que te obligue a no estar quieto. Si en la congregación no te dan pie a desarrollarte, conversa con tu pastor o lideres. Si sus argumentos no son bíblicos, entonces ahí si debes buscar una iglesia donde te impulsen a crecer en las distintas áreas de la vida.
      Bendiciones amigo. ;)

      Eliminar