Christopher Duffley es un niño de 13 años de edad, con una discapacidad física y mental, nació ciego y con TEA (Trastorno del Espectro del Autismo), caracterizado por la incapacidad congénita de establecer contacto verbal y afectivo con las personas y por la necesidad de mantener absolutamente estable su entorno. 

Este niño fue confiado a sus padres adoptivos Stephen y Christine Duffley, quienes le cultivaron desde temprana edad, y antes de que el niño pudiera mantener una conversación con ellos, el amor a la música y el canto. Es una verdadera obra de Nuestro Dios.

Dejáme tu comentario aquí

Artículo Anterior Artículo Siguiente