¿Cómo saber si soy un cristiano emocional?

verdaderos-cristianos
Por más de 10 años asistí fielmente a la iglesia donde mi madre me encaminó. 

Yo era quizá el de los más puntuales. Y siempre con ganas de estar participando de cada nuevo culto. 

Deseaba ir a la iglesia, quedarme en ella, aprender más y participar. 

Fue entonces que me hice joven y empecé a trabajar en el liderazgo juvenil. 

Ahora mi encanto por ir a la iglesia se había duplicado. Me emocionaba ir al templo a trabajar con los jóvenes. 

Era un encanto saber que Max Damián era un líder, que los jóvenes me admiraban y que de algún modo seguían todo lo que yo era o hacía. 

Pero de un momento a otro me di cuenta de algo que me golpeó más fuerte que la piedra que le clavo en la frente David a Goliat. 

Todo este tiempo había sido ''UN CRISTIANO EMOCIONAL''. 

Toda mi rutina religiosa estaba compuesta por el hecho de satisfacer mis deseos: ser un líder, participar y que todos me miren, ser puntual y que lo sepan todos. 

En otras palabras, era un cristiano solo por título. 

Profesan conocer a Dios, pero con sus hechos lo niegan, siendo abominables y desobedientes e inútiles para cualquier obra buena. (Tito 1:16)

Así como yo tal vez tú estás viviendo un cristianismo emocional. Y tal como le dice Pablo a Tito, somos inútiles para cualquier obra gloriosa de nuestro Dios. 

Podrías estar diciendo: ¡estoy trabajando en la obra del Señor! Sí, pero ¿para quién lo haces? ¿Para saciar tu ego o para darle Gloria a Dios? 

Nuestro inconsciente nos juega una mala pasada siempre y nos olvidamos de quién se merece toda la gloria. 

¿Sabes algo? 

Ahora mismo podrías estar viviendo un cristianismo emocional sin darte cuenta. 

Por esa razón, voy a plantearte a continuación 3 motivos comunes por los cuales eres un cristiano emocional. 

Analízate a través de ellos y descubre si necesitas hacer un cambio absoluto a tu vida. 

¿Estás listo? Empecemos. 


1) Te decepcionas de Dios cuando no contesta tus oraciones

Esto es lo que me pasó durante mucho tiempo. 

Pedía insistentemente a Dios que cumpliera mis anhelos, que hiciera un milagro de sanidad, pero al no encontrar respuesta renegaba de Dios. 

Concluía que Él por alguna razón no me escuchaba, me enojaba y dejaba de creer en Él. 

Hasta que aprendí esto de la Biblia: 
Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. (Isaías 55:8)

Es decir, puedes pedirle a Dios todo lo que quieras, gritar, chillar y hasta hacer berrinches como un niño consentido. 

Pero si Dios no quiere, nada podrás hacer para cambiar su decisión. 

Si quiere darte eso que pides con tanto anhelo, lo hará, pero cuando Él lo crea conveniente. 

Si quiere hacerte ese milagro que esperas, lo hará, en el momento indicado. 

Tu trabajo es solo darle Gloria a Dios en todo tiempo. 

Sea que te bendiga o no. 

Pues esa es la actitud de un genuino hijo de Dios. Un hijo que ama a su Padre por lo que es, no por lo que le da.

Respondió Jesús y les dijo: De cierto, de cierto os digo que me buscáis, no porque habéis visto las señales, sino porque comisteis el pan y os saciasteis. (Jn. 6:26)

¿Y sabes qué? 

Cuando un cristiano no vive por emociones, es capaz de dar su propia vida por su Señor. 

En cambio un cristiano emocional, a la mejor oferta dejará a Dios y seguirá el camino cuyo final es muerte. 

Como decía Charles Spurgeon: “Quien le sirve a Dios por dinero, es capaz de servirle al diablo por un mejor salario”

2) Vas a la iglesia motivado por otra cosa que no es Dios

Sé de muchos que tienen años asistiendo a la iglesia que cuando se les pregunta qué los motiva a ir, su respuesta es: ''aquí me críe y aquí seguiré''.

Se han hecho de una costumbre religiosa creyendo que deben continuar yendo al templo para no perder la salvación que les heredó sus padres. 

Y el otro caso son de los que asisten al templo motivados por un amorío. 

Esos son los peores. 

Claro, no todos los que asisten a la iglesia van por estas razones. 

Hay quienes se congregan porque entendieron realmente el evangelio de Cristo y anhelan una salvación. 

Pero el otro porcentaje de “cristianos” solo ve a la iglesia como un club social. 

De ese modo, eres un cristiano emocional si solo te interesa otra cosa que no sea Dios. 

Si vas a la iglesia por ver a la chica o chico que te gusta. O si vas porque tus padres te lo piden con lágrimas en los ojos. 

Eres completamente un cristiano emocional. 


3) Asistes a la iglesia pero solo eres oidor

Este es el punto más crítico de los creyentes emocionales. 

No quieren vivir como cristianos, pero tampoco quieren estar lejos de ello. 

Desean ser excluidos de las actividades de la iglesia, pero quieren ser los primeros en abrir las puertas del cielo. 

Lo que no saben es que nada de lo que hacen los está guiando a su salvación. 

El día final de sus vidas no heredarán el cielo pues simplemente nunca estuvieron en Él. 

Y lo triste es que ellos serán los primeros en decir: “Señor, hicimos tantas cosas en tu nombre” (Mt. 7:22-23).

Es difícil de creer, pero sucede en nuestros tiempos. 

Entonces, ¿cómo sé que no soy un cristiano emocional? A continuación la vamos a responder de manera sencilla y clara. 

1) El verdadero cristiano le da la gloria a Dios en todo tiempo

Difícil, pero es así como Dios lo pide. 

Como dije en el primer punto de la lista anterior, un verdadero Hijo de Dios sigue a Cristo no por lo que obtiene, sino por la salvación que ha recibido. 

Veas de donde lo veas un verdadero cristiano siempre dará la gloria a Dios. 

No solo cuando hay abundancia, sino también en la escasez. En medio de la salud o de la enfermedad. 

Este tipo de cristiano no emocional confía plenamente en Dios a pesar de que nada esté a su favor. 

Él sabe que este mundo es efímero y que el sufrimiento pronto pasará. Que no importa vivir en abundancia, sino vivir abundantemente en el Espíritu Santo. 

Como solía decir el salmista David: 
Bendeciré a Jehová en todo tiempo; su alabanza estará de continuo en mi boca. (Salmos 34:1)

2) Anhela sediento la presencia de Dios

No es por costumbre o porque se lo enseñaron, pero él desea vivir en intimidad con Dios todos los días. 

Es un buscador ferviente de la presencia del Espíritu Santo, y un hambriento de la Palabra de Dios. 

David decía: 
Anhelo y hasta desfallezco de deseo por entrar en los atrios del Señor. Con todo mi ser, mi cuerpo y mi alma, gritaré con alegría al Dios viviente. (Salmos 84:2)

De esa manera, puedes darte cuenta que un cristiano no emocional anhela vivir todos los días en conexión con Dios. 

Su vida misma es adoración constante a Cristo. 

Este tipo de cristiano no tiene miedo de ocultar tu fe. Lo demuestra en cada momento y en pequeñas cosas. 

La música que oye, las películas que ve, la ropa que viste, las cosas que lee, los lugares que visita, etc., todo tiene el mismo fin: agradar a Dios. 

Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de Él. (Col. 3:17)

En conclusión

Ya que hemos conocido algunas características de un cristiano emocional y un verdadero cristiano, tienes la tarea de hacerte un autoexamen. 

Necesitas saber con cual tipo de cristiano te identificas hoy. 

Como te conté al principio, pude darme cuenta que estaba viviendo emocionalmente sin siquiera saberlo. 

Y es lo mismo que pasan en algunas iglesias de nuestros tiempos. 

Así que te ánimo, en el nombre de Jesús, a confrontar tu vida con la Palabra de Dios y dejes de lado el emocionalismo cristiano.

Jesucristo está a la puerta de su segunda venida. No esperes a que sea tarde y creas que por obras serás salgo.

6 Comentarios

  1. Me ha gustado mucho la reflexión, de cierto modo a veces no nos damos cuenta de que somos tibios pero, por su gracia y misericordia podemos volver a su presencia genuinamente. Bendiciones!!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hola Mely, que grande gusto poder leerte.
      Y sí, a veces por costumbre o por lo que sea, nos volvemos fríos y emocionales. Dejamos de lado nuestra verdadero gozo en el Señor. Pero la misericordia de Dios, y el Espíritu Santo, vuelven a atraernos a donde empezamos y siempre debemos estar.

      Dios te guarde siempre.
      ¡Vuelve pronto!

      Borrar
  2. Wooow, me impacto muy buena palabra ✌️

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Que bueno saber que ha sido de bendición este artículo. Espero me digas visitando.

      Dios te guarde.🙏🏻
      ¡Vuelve pronto!🤗

      Borrar
  3. Muy bueno, debemos examinarnos y si vemos algunas de estas cosas en nosotros volver a Cristo nuestro redentor 🥺🙏

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Esa esa la esperanza que tenemos. Que la misericordia de Dios se renueva todos los días. ¡Vayamos siempre a Él!

      Dios te guarde.🙏🏻
      ¡Vuelve pronto!🤗

      Borrar

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente