¿Cómo deberían celebrar los cristianos el día de San Valentín?

Me parece muy extraño que a estas alturas prontas al día de San Valentín no aparezcan publicaciones en Facebook condenando este día, señalando que por el hecho de no estar en la Biblia es paganismo y pecado, tal como lo hacen con la navidad. Y de seguro esos que critican esas fechas serán los primeros en salir a celebrar con sus parejas este 14 de febrero.

Y dejando la discusión de las fechas a un lado, ¿Cómo deberían celebrar los cristianos el 14 de febrero? Bueno, yo tengo otra pregunta para ti ¿Por qué esperar hasta esa fecha para ser romántico? Es muy raro ver hoy en día a parejas cristianas siendo ejemplo de romance, de amor genuino y de fidelidad. Tal parece que ser discípulos de Cristo es cambiar completamente todo lo que eres (y más con tu pareja y/o esposo(a)). ¿Ser romántico no es de cristianos?
Muchos hombres y mujeres (solteros y casados) esperan estas fechas para ser detallistas, románticos y cariñosos. En ocasiones he recibido cartas de esposas que se quejan pues sus esposos las han olvidado por estar pendientes del ministerio y la iglesia o en otras ocupaciones. ─Ya no me toca, no me dice cosas románticas como cuando éramos novios; ni siquiera una rosa o una canción, de esas que usaba para enamorarme.─ Se lamentaba una mujer al escribirme.
Es que parece que hayamos olvidado que eso del romance no es apto para cristianos, y que practicarlo es caer en cosas de la carne. ¡Mentira! El día de San Valentín debe ser de todos los días. Una rosa, un peluche, un poema, un chocolate, son cosas que deben de ser parte de tu día a día con la persona que amas. Esto no puede ser solo estrategia para enamorarla(o) y después de casados echarlo a la basura.

Los cristianos estamos llamados a ser ejemplo en todo, y nada hay más maravilloso que el mundo vea a una pareja expresándose amor constantemente de muchas formas. Y no solo ejemplo al mundo, sino, en el caso de los casados, ser ejemplo a vuestros hijos. Ellos deben aprender como honrar a una mujer o un hombre con vuestro ejemplo. Empero la rutina puede ser vuestra principal enemiga, y hay que pelearla todos los días, siendo una sola carne.
Así que procuremos mantener encendido el amor que un día nos permitió unirnos como pareja. El amor viene de DIOS, y siendo nuestro DIOS eterno, el amor mutuo es y debe ser eterno. Así que este día del amor úsalo como una excusa para revivir todo aquello que con el tiempo, el trabajo, los hijos, las cuentas, la rutina, etc., ha ido menguando poco a poco. Inicia el día orando por la persona que amas (como dijimos, esto debe ser de todos los días), sorpréndelo(a) con un desayuno en la cama, escríbele una nota tierna y ponla junto a su tasa de café. Llévale rosas, escríbele una carta, almuercen juntos, salgan a caminar, cántale su canción favorita y tomen un helado.
No es necesario tener mucho dinero para ser detallista y cursi. Hay que tener un enorme amor y gran decisión para mantener a tu pareja enamorado(a) de ti todos los días. Así que este 14 de febrero marquemos la diferencia como cristianos, llevemos la celebración de esta fecha a un nivel de pureza, honra y santidad. Si estas en un noviazgo, sigue manteniendo todo en espera y en pureza, aléjate de los lugares solitarios con tu pareja y cuídense de las manos traviesas que quieren hacer toques indebidos. Y si están casados, gózate con la mujer de tu juventud (Proverbios 5:18); aprovecha la ocasión para recordar aquella vez cuando le propusiste matrimonio y de todas las locuras que hacían por permanecer juntos.

¡QUE VIVA EL AMOR

No hay comentarios.