business

Actualidad

Cuando las iglesias ignoran el potencial de los jóvenes

cuando-las-iglesias-ignoran-el-potencial-de-los-jovenes
Recuerdo aun estar vivo cuando escuchaba a mi pastor decir: "Es pecado que vayas al seminario. Allá están mas mal que nosotros. Si quieres ser pastor, eso lo da DIOS, no un seminario teológico". Después de esas palabras, morí. Aun recuerdo los intentos que hice por que mi pastor me diera su firma de autorización para estudiar en el seminario. Nunca lo hizo.

En mis viejas memorias también están aquellas veces en que le dí ideas evangelisticas a ese mismo pastor que no me permitió ir al seminario. Quise juntamente con los jóvenes visitar hospitales, centros de rehabilitación, orfanatos, etc., pero nunca funcionó lo que yo trataba de decir. Esas ideas en vez de darme oportunidad a que mi pastor me permitiera trabajar en la obra de DIOS, me convertía en el revolucionario de mentes, en el chico de ideas locas y fuera del contexto "espiritual".
No entendía como es que expresar mis ideas para alcanzar nuevas vidas para Jesús me estaba convirtiendo alguien mal visto. Cómo adolescente (más tarde como joven) al tener este tipo de rechazo mi alma sentía los golpes y espiritualmente decaían mis fuerzas. Claro, no faltaban quienes decían: "se paciente, es DIOS actuando en todo momento", y claro, siempre he sido paciente, y sigo siendo paciente a pesar de mis ya 25 años.
De todo esto, lo importante no es haberte compartido un pedacito de lo que sufrí hace un tiempo a tras, sino poder animarte si estas pasando por un momento similar. Cada cosa que viví me preparó para poder entender a los jóvenes con quienes más trabajo a diario, y aprendí que como ellos (adolescentes y jóvenes) tienen un enorme potencial y siempre están expresando ideas nuevas, es necesario saber escucharlos, motivarlos y hacerles participes.
max-damian-temas-para-jovenes
En ninguna de las dos cartas del Apóstol Pablo al joven Timoteo podemos encontrar que este haya querido impedir que Timoteo se desarrolle ministerialmente, o que no forme parte de la expansión del evangelio, más bien, notamos a lo largo de las cartas que Pablo anima, instruye y forma a Timoteo para el ministerio.

Si tú, quien me está leyendo, estas pasando por cosas similares a las que pasé yo, ten paciencia. Entiendo correctamente lo que se siente ser ignorado, que no nos hagan caso y que traten nuestras ideas, en la iglesia, como papel al tacho. ¿Sabes que hice durante el tiempo que rechazaban mis ideas? Las comencé a escribir, una a una, sabiendo que en el tiempo de DIOS las podría realizar sin más obstáculos (Isaías 55:9). 
Y si preguntas ¿Que hago si llevo años esperando que incluyan y tomen en cuenta mis ideas para el ministerio? Lo que tienes que saber es que no siempre los NO que te digan vienen de DIOS para hacerte esperar, sino para probar que lo que tu anhelas desarrollar no es emocionalismo, sino una convicción de expandir el reino de los cielos. Así que, sin hacer culto a la rebeldía, comienza poco a poco a echar andar esos proyectos que tienes. Claro está, siempre dando a saber a tu pastor que lo que haces es simplemente cumplir el mandato de alcanzar vidas para el reino.
el-potencial-de-los-jovenes-max-damian
Y por favor #Lideres y #Pastores, si es que me están leyendo, no cometan el mismo error que cometió mi pastor. Sus jóvenes tienen toda una montaña de ideas queriendo ser expresadas y escuchadas, si los detienen se verán enfrascados en un éxodo juvenil de la iglesia al mundo. Están en la obligación de preparase para aprender a entender la mente adolescente y joven que no es como la de ustedes. Es mucho mejor tenerlos haciendo algo en la iglesia, que haciendo de todo en una discoteca, en un bar, etcétera. Mientras tu le dices NO a un joven, el mundo le presenta mil oportunidades. Así que, la próxima vez que vayan a rechazar a uno de estos pequeñitos no olviden a Mateo 18:6.

Los adolescentes y jóvenes tienen un maravilloso potencial, se los digo desde mi experiencia personal, así que no duden en explotar todo lo que ellos son para alcanzar a otros para Cristo. En vez de verlos como extraños y peligrosos, úsenlos para ganar a otros jóvenes. Y claro, siempre sean ustedes caminando paso a pasado al lado de ellos.

¿De qué manera crees que podemos involucrar a los jóvenes y adolescentes en la iglesia e impedir que se sientan rechazados y la abandonen? Déjame tu opinión en los comentario.

No hay comentarios.