¿Cómo debería un cristiano evangelizar a un homosexual?

como-evangelizar-a-un-homosexual
Uno de los grandes retos que enfrentan los cristianos dentro del evangelismo es, valga la redundancia, evangelizar a un homosexual. Confieso que algunos ministerios evangelisticos en mi país hacen su mayor esfuerzo para poder llegar de la mejor manera al "mundo gay" y ganarlos para Cristo, pero estos esfuerzos se ven truncados cuando intentan acercarse a alguien para evangelizarlo. Y ¿Cuál es el problema? Simple. No estamos preparados en la forma correcta del como evangelizar a un homosexual.

Me pone triste al ver la forma tan arcaica de muchos al momento que evangelizar a un gay. Se llenan la boca diciendo que no son homofóbicos y que los aman, pero al momento de transmitir la palabra de DIOS cometen muchos errores. Y la respuesta a esto es su desconocimiento de estrategias de evangelismo a este tipo de personas.

(Te recomiendo leer también→¡INSÓLITO! Crearán la primera biblia hay)

No es que se necesita una formula mágica o super poderosa para ser tremendo evangelizador de homosexuales, pero si hay cosas que detalladamente debemos aprender a aplicar comenzando por nuestras propias vidas.

¿Que tenemos que cambiar? Primero, nuestra manera de ver a las personas con opción sexual diferente a la nuestra. Esto debe ser de manera urgente lo que tenemos que observar dentro de nosotros. Y es que muchos creemos que la homosexualidad es el pecado mas grande que existe sobre los hombres. Nos hemos hecho la idea de que ningún otro pecado puede ser peor que ser homosexual, y ello a creado esta tonta barrera de creer que somos mas accesibles a DIOS que una persona homosexual.

Para que me entiendas con claridad fíjate lo que dice 1 Corintios 6:9-10. Ahí se señalan quienes ocuparan un lugar directamente en el infierno. No lees que hay un lugar diferente porque pecaste menos o un lugar horrendo porque pecaste mas. Eres pecador y un castigo te espera si es que no aceptas a Jesús como tu salvador. No existe pecado grande o pequeño, leve o agresivo. El que forniques es igual pecado a que te masturbes; el que adulteres es igual pecado al del robo; la mentira es igual pecado al de la homosexualidad. No existe clasificación de pecados. Todos son juzgados con igualdad.


¿Quieres saber más al respecto? Te invito a que veas el siguiente vídeo donde encontrarás la guía correcta para poder evangelizar a un homosexual. Estoy seguro que será de bendición para ti, tu ministerio e iglesia. ¡COMPÁRTELO POR FAVOR!

No hay comentarios.