¿Cómo debería alguien empezar a leer la Biblia?

como-deberia-alguien-empezar-a-leer-la-bibia
Si llegaste a este artículo es porque has tomado la maravillosa decisión de LEER LA BIBLIA, pero como todos seguro te preguntas: ¿Dónde debo empezar a leer la Biblia?. Tanto si eres nuevo en la fe o ya tienes tiempo y nunca la has leído los consejos siguientes van a darte la ayuda necesaria para comenzar tu lectura de la Palabra de DIOS.
“Creo que la Biblia es el mejor regalo que Dios ha dado al hombre. Todo el bien que el Salvador del mundo nos proporcionó se nos comunica en este libro y si no fuera por él, no sabríamos la diferencia entre el bien y el mal. Toda cosa provechosa al hombre se contiene en la Biblia” — Abraham Lincoln.
Debes saber que leer la Biblia no es cualquier cosa, no es como leer un libro de pasta a pasta simplemente porque se te antoje, pues en ella están escondidas muchas verdades y todas las cosas que conocemos en el mundo tienen su base en ella. Por otro lado, no existe con exactitud la manera correcta o incorrecta de comenzar a leer la Biblia, si quieres leerla pues adelante, pero siempre es bueno tener en cuenta algunos detalles como lo que a continuación te brindo.

Por lo tanto, cualquier nuevo lector de la Biblia debería comenzar con los Evangelios. El Evangelio de Juan, el cual se enfoca en las cosas que Jesús declaró acerca de Él Mismo. En Juan se encuentran algunos de los pasajes más claros y sencillos, tales como Juan 3:16, pero también algunos de los más profundos y difíciles. El leer los Evangelios (Mateo, Marcos, Lucas y Juan), te familiarizará con la vida y el ministerio de Cristo. 
Después de eso lee a través de algunas de las Epístolas (Romanos, Efesios, Filipenses). En ellas se nos enseña cómo vivir nuestras vidas de manera que honren a Dios. Cuando comiences a leer el Antiguo Testamento lee el libro de Génesis. Nos relata la manera en que Dios creó al mundo, y nos dice acerca de la caída de la raza humana en el pecado, así como el impacto que esto tuvo en el mundo. Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio, pueden resultar difíciles de leer, porque tratan de todas las leyes por las que Dios requería que viviera el pueblo judío. Aunque no debes evitar estos libros, tal vez sea mejor dejarlos para un estudio posterior. En cualquier caso, trata de no sumergirte mucho en ellos. 

Lee desde Josué hasta Crónicas para tener un buen conocimiento de la historia de Israel. El leer desde Salmos hasta los Cantares de Salomón te dará una buena idea de la poesía y sabiduría hebreas. Los libros proféticos, desde Isaías hasta Malaquías, pueden resultar difíciles de entender. Recuerda, la clave para entender la Biblia es pedirle a Dios sabiduría (Santiago 1:5). Dios es el autor de la Biblia, y Él quiere que comprendas Su Palabra. 

Recordatorios: 
  • Siempre ora antes de leer la Biblia y exponerte a la Palabra de Dios. Pídele a Dios que abra tu corazón y agudiza tu mente para que Él te pueda enseñar a través de Su Palabra. 
  • Siempre ora DESPUÉS de leer la Biblia y exponerte a la Palabra de Dios. Agradece el tiempo que estuviste con Él y pídele que te recuerde vivir lo que leíste diariamente.

No hay comentarios.