Header Ads

10 falsas verdades que la pornografía te hace creer

10-falsas-verdades-que-te-hace-creer-la-pornografia
La pornografía es uno de los vicios mas poderosos que existe hoy en día, ni siquiera todas las drogas juntas pueden compararse con este mal. Se dice que ver una escena por 20 segundos será imposible de olvidarla en 20 años. Y como es una adicción tan común hoy en día que destruye vidas, familias, ministerios y espiritualidad, hoy quiero compartir contigo una lista de 10 falsas verdades que la pornografía te hace creer. Es mi intención que DIOS te haga libre de este horrendo pecado y sé que lo lograrás. ¿Empezamos?

1.- Es la mejor fuente de relajación y liberación.
Sobre todo si estas triste, cansado, solo o ansioso, la pornografía te hace creer que ella te dará la salida inmediata aquello que te encarcela. Dicho de otra manera, la pornografía crea en ti una gran dependencia de ella tanto que si no la consumes no te sientes aliviado, relajado o libre de todo lo que te aqueja.
2.- Solo con la pornografía hay placer y gozo.
Pero estas promesas son a base de un alto costo y el precio es el encadenamiento perpetuo de tu alma. Mientras creas que con ella obtienes placer, gozo y felicidad, poco a poco irás perdiendo la noción de todo y por consiguiente terminarás más vacío que antes. Y tras ello perderás tu vida, tu familia, tu matrimonio, tu futuro, tu ministerio, y lo mas importante, tu conexión con DIOS.

3.- Las mujeres son solo objetos sexuales.
Esta es una las mas grandes y peligrosas mentiras que la pornografía te hace creer. Distorsiona tanto tu mente que a tu al rededor solo vez sexo, sexo y más sexo. Aquellas mujeres que antes solías ver sin prejuicio como unas damas hermosas, tras sumergirte en este pecado pasaran a ser objetos de tu placer sexual. Y tu conducta solo se basará en mirar a las mujeres desnudándolas rápidamente e imaginando fantasías sexuales.

4.- Solo complacerás a una mujer si eres "un tigre en la cama".
La pornografía llega a degradar tanto tu autoestima que comienzas a verte como basura, a compararte con los actores porno y a creer que tu jamás podrás complacer a una mujer como lo hacen ellos. Cada vez que veas los vídeos xxx te harás comparaciones estúpidas y te menospreciarás tu mismo.
5.- Las mujeres siempre harán lo que sea por sexo.
Tu mente se enfoca tanto en aquellas perturbadoras escenas que comienza a hacerte creer que todo ello es real. Comienzas a creer que esas mujeres teniendo sexo son felices y harán lo que sea ─hasta lo mas vil─ por tenerlo. Tu sentido de lo real distorsionado comienza a decirte que en la vida real también pasa lo mismo, que será fácil incitar al sexo a cualquier mujer y que fácilmente podrás acostarte con ella y con otras mas cuantas vez tu quieras.

6.- Es algo normal ver pornografía.
Como hoy en día para la sociedad (en especial los jóvenes) es tan común hablar de pornografía y masturbación, para ti será lo mismo. Esta adicción te hará pensar que consumirla es como consumir cualquier dulce en un rato de deseo y de querer complacer ese gusto. Llegas a pensar que ver pornografía es tan normal que ni siquiera te hará algún tipo de daño.

(Te recomiendo leer→ ¿Cómo ser libre de la pornografía?)

7.- Yo controlo todo y podré dejarla cuando quiera.
Esta es la mentira más común y de las más falsas. Personalmente he atendido casos de jóvenes y adolescentes que llevan años luchando contra esta peligrosa adicción, y dentro de sus historias puedo observar la interminable lucha que ellos afrontar por salir de esta terrible opresión. Pero mientras no reconozcas tu adicción y que necesitas ayuda (la de DIOS principalmente) no serás libre completamente.
8.- Puedo vivir una doble vida y ser feliz.
Quizá este sea el emblema que la pornografía ha marcado en tu mente, y te ha hecho participe de una vida tan llena de arrepentimientos y caídas, de justificaciones y lamentos. Una vida donde compartes entre páginas pornográficas y tus quehaceres diarios, he inclusive, una "vida santa" pero tan manchada de pecado. Quizá podrás vivir engañándote constantemente, pero a DIOS jamás vas a engañarle. Él sabe que muy en el fondo de tu ser necesitas ser liberado.

9.- Nadie se va a enterar de mi adicción.
Tal vez puedas mantener este secreto bajo siete llaves, pero creas o no, las consecuencias de tu adicción van a pasarte la factura en un futuro. Sin duda que mientras mas lejos hayas ido con esta práctica, más fuertes serán sus consecuencias. La homosexualidad y la eyaculación precoz son las causas mas nefastas de esta degradante adicción.

10.- Nadie me pude ayudar.
El pecado sexual es de las armas mas letales que usa satanás para destruir vidas enteras, pues el sabe que por vergüenza a que otros se enteren de lo que hicieron (o hacen) jamás van a confesar su pecado. De ese modo terminas creyendo que nadie podrá ayudarte a salir de ese pantano donde te sumerges cada día. Te sientes tan sucio, tan impuro, tan pecador, que crees que DIOS te echó a un lado y que jamás va a perdonar todo lo que has hecho.

Pero ¿que crees? tengo una maravillosa noticia para ti: ¡SI PUEDES SER LIBRE DE LA PORNOGRAFÍA!, si puedes vivir en santidad, en pureza y ser guiado por el Espíritu Santo. Si puedes romper todo yugo que te ata fuertemente e impide que seas libre. DIOS está dispuesto para perdonarte y darte el gozo real que la pornografía no puede darte. Solo tienes que ser valiente y esforzado. No serás libre de la noche a la mañana, pero mientras dura el proceso sumérgete más en la presencia de DIOS.

No hay comentarios.