¿Cómo saber si es la persona indicada para mi?

De seguro tú también ─al igual que muchos─ se ha hecho esta pregunta antes de empezar una relación, o te la estás haciendo ahora mismo en plena soltería. Y quiero decirte que si no te has cuestionado sobre lo que aquí hablaremos, estas yendo por un camino con muchos riesgos y fracasos. 


Antes, mucho antes de empezar una relación, debes descubrirte a ti mismo y saber si has madurado emocionalmente. Tal como le digo a los jóvenes cuando les predico: si vas a conducir un coche, antes debes saber hacerlo, si no, no lo hagas. La madurez en este aspecto va a conducirte por la verdadera senda de amar a tu pareja tal como Dios lo ordena en Su Palabra. 

Descubramos ahora como saber si es la persona indicada para ti. Así estaremos más seguros del propósito de Dios para nuestras vidas. Te recomiendo poner este artículo en tus favoritos para que te sea rápido encontrarlo la próxima vez. ¡Ahí vamos! 

1.- TIENE QUE COMPARTIR TU FE 
Es un hecho que este debe ser el primer aspecto a tener en cuenta para responder la pregunta. ¿Por qué? Porque así se evitaran pleitos y vanas discusiones sobre doctrinas y creencias. ¡Que no es malo! Pero en vuestra relación será motivo de enojos y más. Además, para que el día en que se casen no estén queriendo divorciarse porque no pueden decidir a que iglesia asistirán. ¡Así que piénsalo mil veces! 

TE RECOMIENDO LEER→ Tipos de yugo desigual

2.- TIENE QUE COMPARTIR TUS SUEÑOS 
Después de estar seguro que tu pareja comparte tu fe, debes asegurarte si comparte tus sueños. De pronto no tendrá el mismo llamado que tú, pero debe estar dispuesto(a) a ser tu apoyo mutuo con respecto a realizar el propósito de Dios. Imagínate que tú quieres ser pastor y ella misionera, o que tú quieres ser misionera y el un gran empresario. ¿Tendrán problemas cierto? Los propósitos de Dios son perfectos. Y tú no puedes hacer lo contrario. La persona indica para ti va a ser apoyo para que ambos crezcan en dirección a la voluntad de Dios. 

3.- TIENE QUE COMPARTIR TU PASIÓN POR SU PRESENCIA 
No hay nada más hermoso que una pareja tenga la misma pasión por Dios. El propósito de una pareja es la honra y adoración a Dios. No se trata de sentimientos, detalles o de lo que hagan o dejen de hacer. Dios instituyó el matrimonio como la muestra máxima del amor de Dios con su iglesia. De este modo, tanto el hombre como la mujer ─ahora juntos en matrimonio─ deben centrar sus vidas en adorar a Dios todos los días.  

En este punto, si uno de los dos está frío espiritualmente van a flaquear y terminar muertos. Por ello, la persona indicada para ti será quien te guíe a Jesús y no al pecado; será quien haga de ti una mejor persona, y que ame a Dios mucho más de lo que te ama a ti. 

¿Quieres tener un noviazgo bendecido y fructífero para un gran matrimonio? Entonces debes contestarte esta pregunta haciendo uso de estos puntos. Te aseguro que poniendo en práctica cada aspecto aquí tratado tu noviazgo será el que Dios bendiga para siempre. ¿Por qué? Porque si haces tal como Dios lo manda, hallarás gracia delante de Él.