Tipos de yugo desigual

Para todos es muy conocido el versículo de 2 Corintios 6:14 que dice: «No se unan con los incrédulos en un yugo desigual. Pues ¿qué tiene en común la justicia con la injusticia? ¿O qué relación puede haber entre la luz y las tinieblas?» [RVC] ¿Pero esta parte de la Biblia solo apunta a los creyentes que se unen con no creyentes? ¡Pues No! El yugo desigual existen tanto fuera como dentro de la casa de Dios, es por ello que debemos aprender a conocer cuales son esas desigualdades. No te dejes llevar solamente por tus sentimientos que a la larga vas a arrepentirte por las decisiones que tomes. Aquí una lista de los tipos de yugo desigual, ¿estas listo? Pues empecemos.

1.- YUGO DESIGUAL ESPIRITUAL
Cuando alguien está apasionado por Dios y su presencia lo normal es que busque a una pareja con la misma condición, pero da la casualidad que en el momento que se ''enamora'' es capaz de dejar la presencia de Dios por la persona que le encanta. Y están quienes llenos de pasión por Dios son engañados por personas que fingen espiritualidad hasta lograr su cometido. Es por ello que siempre debes conocer a tu pareja un buen tiempo antes de dar el paso hacia un noviazgo. Y jamás pero jamás pienses que si te enamoras de alguien que no está centrado en Dios tu vas a ayudarle a llegar al nivel espiritual en que estas.

2.- YUGO DESIGUAL MINISTERIAL
Tu sueño es ser una gran misionera y llevar el evangelio a las naciones más necesitadas, él, el solo está esperando graduarse para heredar la empresa que su padre a levantado para su familia, YUGO DESIGUAL. Este tipo de unión te va a generar demasiados problemas en tu familia y ministerio. Dada la situación, debes aprender a tomar las decisiones basadas en lo que Dios quiere para ti y no guiado(a) por tus emociones.

3.- YUGO DESIGUAL CONGREGACIONAL
Suele pasar comúnmente que los chicos o chicas terminan enamorándose de personas que asisten a una congregación diferente a la suya, y no digo que este mal, la razón por la que se vuelve yugo desigual es cuando la otra parte no comparte tu dogma. De seguro te sucedió ─y si no sabias─ en este tipo de casos se llega ha un punto en que ambos comienzan a batallar sobre a que iglesia asistirán cuando se casen, que dogma es el correcto, etc. Suficiente razón para que un matrimonio de disuelva por esta causa.

4.- YUGO DESIGUAL CON NO CREYENTES
Este es el tipo de yugo desigual más común entre los creyentes. De seguro alguna vez pensaste: ''No hay problema yo lo convierto a Cristo'' o ''El/Ella me comprende y sabrá entender que soy cristiano(a)'', ¡Mentira! Si en la Biblia se ordena no involucrarse con alguien cuyo yugo es desigual, es porque quién lo ordena ─Dios─ sabe las consecuencias de desobedecer a este mandato. Y si no me crees o no crees lo que la Biblia dice, pregúntale a alguien que se haya casado con un no cristiano, su vida es toda una ruina te lo aseguro.

5.- DIFERENTES REALIDADES PERSONALES
Lo mismo podemos afirmar de otras clases de yugo desigual: Gran diferencia de edades, distintos niveles educativos, condiciones socioeconómicas dispares, trasfondo racial y cultural distintos etc. Vuelvo a reiterar que bíblicamente hablando no existe ninguna prohibición sobre tal clase de relaciones entre cristianos. Pero tampoco es cierto que SI HAY AMOR LAS DIFERENCIAS NO IMPORTAN. Si importan y aunque exista demasiado amor si las diferencias no son asumidas y encaradas maduramente pueden hacer fracasar cualquier relación. Las diferencias pueden hacer más difícil una relación pero no siempre imposible. Si hay suficiente amor, madures y capacidad para saber negociar y ceder es posible que los problemas que generan las diferencias en la mayoría de los casos se superen. En vez que las diferencias nos separen y distancien podemos aprender a CELEBRAR LAS DIFERENCIAS Y ENRIQUECERNOS DE ELLAS.

Así que amado Pueblo mío no os apresuréis. Existe un tiempo determinado para todo [Eclesiastés 3:1]. No quieras adelantar las cosas. Si anhelas tener un hermoso futuro junto a la persona que amas y la que Dios tiene preparado para ti, pues solo espera en Él. Si está demorando no es porque nunca llegará o no te lo quiere dar, es porque Dios está usando la espera para que tu aprendas a ser la persona indicada para quién Él te tiene preparado.