Adrián Roberto Romero: Jesús se convirtió en ateo

adrian-roberto-romero
En estos últimos días de la semana una declaración para nada alentadora ha sacudido las redes sociales. Y es que, Adrián Roberto, hijo de Jesús Adrián Romero, durante una platica (que ni siquiera se llega a una predica) hizo una declaración que encendió todo esta discusión.
«Solo en el cristianismo, a contraste de otras religiones, somos testigos de un dios que por un momento, él mismo se convierte en un ateo.» 
Adrián Roberto Romero
Estas son las palabras que han encendido la red durante estos días entre todos los cristianos. Y aunque ya algunos han dado sus opiniones, quiero expresar la mía también.
Muy lejos de la discusión que se a forma de que si lo dijo con buena intensión o no, está el hecho de que como cristiano Adrián debe transmitir el verdadero mensaje de salvación. El trasfondo de su charla titulada ''Salvándonos de la Salvación'', es señalar que nuestras actitudes cuentan más que todo lo que seas. Y no quiero negar que sea así, pero no es prioridad para ser salvo.

Pablo le dijo a los Efesios:
«Porque por gracia soy salvo por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios.» [Ef. 2:8]
Contemplando lo que dijo Pablo podemos deducir que Dios está más interesado en lo que eres que en lo que haces. Así que decirle a la gente que haga más buenas acciones para ser salvo, es más un mensaje motivacional que de salvación.

Y con respecto a lo que se refiere el hijo de Adrián Romero, lo rechazo totalmente. Es ridículo que alguien se refiera de esa manera a Jesús. Siendo Él quien cuando humano vivió en suma perfección obedeciendo a su padre.

Pablo en su carta a los Hebreos aclaró:
«Puesto los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.»  [Heb. 12:2]
El término ¡Padre ¿porque me has abandonado?! No señala que estaba dudando de su padre. Esto fue un hecho real, Dios verdaderamente abandonó a Jesús, y no es porque no lo amara, sino que en ese momento al ser Jesús quién llevaba todos los pecados de quienes iban a ser salvos, en otras palabras, el mismo experimentó la ira de Dios al ser Él mismo un sacrifico propiciatorio.
«Pues Dios ofreció a Jesús como el sacrificio por el pecado. Las personas son declaradas justas a los ojos de Dios cuando creen que Jesús sacrificó su vida al derramar su sangre. Ese sacrificio muestra que Dios actuó con justicia cuando se contuvo y no castigó a los que pecaron en el pasado, porque miraba hacia el futuro y de ese modo los incluiría en lo que llevaría a cabo en el tiempo presente. Dios hizo todo eso para demostrar su justicia, porque Él mismo es justo e imparcial, y declara a los pecadores justos a sus ojos cuando ellos creen en Jesús.» [Ro. 3:25-26 ─ NTV]
Y juzgando lo dicho por el joven Adrián Roberto, su preparación teológica es sumamente desconfiable. Y cabe resaltar que fue el mismo JAR quién en su libro ''Besando mis Rodillas'', dijo:
Otra característica de mi hijo es que es un pensador. Desde pequeño, devora todo tipo de lectura. Lee de todo, y cuando era adolescente a veces me preocupaba lo que leía. Era común encontrar entre sus muchos libros autores con ideas radicales y anticristianas. Cuando tenía 16 años habló conmigo y me dijo que estaba dudando de todo. Empezó a dudar de Dios, de la biblia y de la iglesia.
Así que pueblo, debemos estar atentos a este tipo de sucesos. Porque mensajes como estos pueden confundirnos y errar nuestro camino de la sana doctrina. El mensaje de salvación es muy claro y conlleva a que evitemos el pecado y vivamos en santidad rechazando todo aquello que repudia Dios, no es un mensaje motivacional para sentirnos bien.